Lilian Tintori: La entrega de López no fue una estrategia

28 de febrero, 2014 - 2:03 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

Caracas — Lilian Tintori esposa de Leopoldo López, dirigente de Voluntad Popular durante una entrevista en el programa Shirley afirmó que «la entrega de su esposo a la justicia venezolana fuera negociada», además destacó que «los valores no se negocian».

Asimismo, informó el Gobierno nacional se acercó para expresar que ellos temían por la vida de López, además fueron muy enfáticos en que habían amenazas de muerte para el dirigente político de Voluntad Popular.

La esposa de Leopoldo reconoció que «Leopoldo hizo una entrega como la quiso, como la soñó. No cambió absolutamente nada de cómo lo quería hacer», y negó que la entrega de López fuera una estrategia política para convertirse en el líder máximo de la oposición.

Reiteró que espera más apoyo del gobernador del estado Miranda en estos momentos donde López se encuentra preso en Ramo Verde, además le hizo un llamado y «espero que esté conmigo cuando vaya a visitarlo». Además ratificó que «no se trata de quitar liderazgos, al contrario, nosotros hemos sentido mucho apoyo de la MUD».

«No se trata de quitar liderazgos. Hemos tenido el apoyo de la Mesa de la Unidad. El sábado tuvimos un acto maravilloso, esta semana una hermosa marcha de las mujeres. Creemos que Venezuela es un país que necesita de mucha gente buena. Necesitamos muchos líderes», planteó durante el programa Shirley.

«Sí espero más de Henrique Capriles, porque Leopoldo dio toda su energía y fuerza a su campaña. Lo respeto como líder político y le tengo mucho cariño, y aquí no es cuestión de quitar liderazgos. Espero que esté en Ramo Verde conmigo, como lo hizo María  Machado y Antonio Ledezma.

¿Y si la gente lo llegara a olvidar? Sobre ese cuestionamiento Tintori insistió que «Leopoldo está en nuestros corazones, en nuestro sueño de una mejor Venezuela, y no es un líder de la oposición, es un líder de Venezuela».

Agregó que no cree en la justicia del actual Gobierno y considera que su esposo es un perseguido político, ya que tiene 29 averiguaciones abiertas y ha ganado 17.

Sobre si se teme que su esposo sea condenado por la justicia venezolana, manifestó: «Él tiene una fortaleza interna, una convicción muy grande. No se pone chaleco (antibalas), está convencido que viene un cambio para Venezuela».

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente