Inició la Cuaresma: Semana Santa arrancará el 29-M

1525 ACTUALIDAD 01
18 de febrero, 2015 - 12:52 pm
Redacción Diario Qué Pasa

1525 ACTUALIDAD 01

Fotos: Agencias

El ritual, ya milenario, nació como una forma judaica de arrepentimiento. Con la imposición de la ceniza se da inicio a la representación de los 40 días de ayuno vividos por Jesús

«Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás…».

La imposición de cenizas en la frente recuerda a quien la recibe, la fragilidad de la vida, del cuerpo humano como vasija del Espíritu, el mismo que volverá a ser polvo cuando llegue a morir.

Cada día, en todo el mundo, millares de cristianos —católicos, evangélicos, presbiterianos, coptos, entre otros— realizan ritos, que por sencillos y cotidianos pareciera que dejan de tener importancia, arraigándose en su día a día de tal manera que se olvida y se llega a desconocer su verdadero significado.

Sin embargo, hay costumbres muy puntuales que llegan a obtener una relevancia tal, que la Iglesia y sus feligreses se preparan durante años para conmemorarlas.

Hoy inicia la Cuaresma. Hoy se cuentan los días previos hasta la conmemoración pascual. Hoy, es Miércoles de Ceniza; y por el contrario de lo que popularmente se cree en la actualidad, no se trata del final de la fiesta pagana conocida como Carnaval.

1525 SILUETA%20sin%20la%20cruz

Historia antigua

Durante siglos, milenios ya, en el judaísmo —y posteriormente en el cristianismo— la ceniza ha servido de herramienta para representar el arrepentimiento.

En la antigüedad, los judíos —así como también otros pueblos del cercano oriente— se cubrían de cenizas como un símbolo de sacrificio; el arrepentimiento era mostrado de igual manera por los ninivitas.

Casi cuatro siglos después de la muerte de Jesús, ya instaurada la Iglesia como institución, la Cuaresma pasa a tener un sentido penitencial, pero no es hasta el siglo XI cuando ritual romano adoptó la imposición de la cenizas para señalar el inicio de este tiempo, que sirve para hacer una introspección, para la penitencia y para la conversión.

En los primeros siglos de la Iglesia, las personas que querían recibir el Sacramento de la Reconciliación el Jueves Santo, se ponían ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad vestidos con un «hábito penitencial», lo que representaba su voluntad de convertirse.

Con el comienzo de este ritual, también se emulaban los 40 días de ayuno vividos por Jesús, además de preparar a aquellos que recibían el sacramento del Bautismo durante la noche de Pascua.

Tiempo de introspección

«El Miércoles de Ceniza es el primer día de la Cuaresma para celebra cuarenta días antes del Domingo de Ramos que da comienzo a la Semana Santa», detalló Gabriel Pérez, sacerdote de la parroquia Juana de Ávila.

La ceniza, cuya imposición constituye el rito característico de esta celebración litúrgica, se obtiene de la incineración de los ramos bendecidos en el Domingo de Ramos del año anterior.

«Este día, que es para los católicos día de ayuno y abstinencia, igual que el Viernes Santo, se realiza la imposición de la ceniza a los fieles que asisten a la misa. Estas cenizas son bendecidas y colocadas sobre la cabeza de los fieles como signo de la caducidad de la condición humana; como signo penitencial, y como signo de conversión, que debe durante toda la Cuaresma», emplazó el sacerdote.

El Directorio sobre la Piedad Popular y la Liturgia de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos del Vaticano, señala entre sus Principios y Orientaciones que «La Cuaresma es el tiempo (…) de escucha de la Palabra de Dios y de conversión, de preparación y de memoria del Bautismo, de reconciliación con Dios y con los hermanos, de recurso más frecuente a las ‹armas de la penitencia cristiana: la oración, el ayuno y la limosna›», tal como se establece en Mateo 6, versículos 1 al 6 y 16 al 18.

El Vaticano también establece específicamente sobre el Miércoles de Ceniza que el comienzo de los cuarenta días de las Cenizas, distinguidos en la liturgia del Miércoles de Ceniza, es caracterizado por «el austero símbolo de las cenizas».

Dice además que «propio de los ritos con los que los pecadores convertidos se sometían a la penitencia canónica, el gesto de cubrirse con ceniza tiene el sentido de reconocer la propia fragilidad y mortalidad, que necesita ser redimida por la misericordia de Dios».

Destaca enfáticamente que «lejos de ser un gesto puramente exterior, la Iglesia lo ha conservado como un signo de la actitud del corazón penitente que cada bautizado está llamado a asumir (…)».

Esta es una costumbre que recuerda que todo lo material que se pueda tener, también se acaba. En cambio, todo el bien que se lleve en el alma también se llevará a la eternidad. «Al final de nuestra vida, sólo nos llevaremos aquello que hayamos hecho por Dios y por nuestros hermanos los hombres», dice el portal web www.catholic.net.

La imposición de ceniza puede ser recibida por todos, incluso aquellos no creyentes

El Miércoles de Ceniza en claves

1.- ¿Qué es?

Es el día que comienza la Cuaresma, no el día que acaba el Carnaval. En el Misal Romano, este día se bendice y se impone la ceniza, hecha con los ramos de olivo —o de otros árboles— bendecidos en el Domingo de Ramos del año anterior. Muchos feligreses guardan los ramos o palmas y los llevan a la parroquia en los días previos.

2.- ¿A quién se impone?

No hace falta ser católico. De hecho, muchos catecúmenos participan en los preparativos para su bautismo en el día o noche de Pascua de Resurrección —Domingo de Resurrección—. La Iglesia recibe a todos: creyentes o no, niños, jóvenes y adultos.

3.- ¿Cómo y cuándo se impone?

No hay una regla establecida, todo depende de la cultura y costumbres propias de cada lugar. En los países latinoamericanos o de tradición latina, las cenizas se imponen más cerca del pelo que en la frente, espolvoreando.

En los países con costumbres anglosajonas, se hace una pasta con las cenizas y agua bendita y se «marca» la frente. En ambos casos, por lo general se traza una cruz. Después de la homilía, el sacerdote bendice las cenizas y las rocía con agua bendita; luego se impone a la feligresía con una de estas frases o formulas: «Conviértete y cree en el Evangelio», o «recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás…».

4.- ¿Es obligatorio? ¿Es día de precepto?

No, no lo es. Tampoco es un día de precepto. Tampoco es obligatorio confesarse; sin embargo, los fieles que frecuentan poco los sacramentos de la Penitencia y la Eucaristía, saben por una larga tradición eclesial, que el tiempo de Cuaresma-Pascua está en relación con el precepto de la Iglesia de confesar los propios pecados graves al menos una vez al año, preferiblemente en tiempo pascual.

5.- ¿Cuánto tiempo debe permanecer la marca en la frente?

Lo que el feligrés quiera.  Algunos se lo quitan al llegar al lugar de trabajo, otros esperan a que se quite naturalmente.

6.- ¿Siempre la debe imponer un sacerdote?

La bendición, como todo sacramento, si debe ser dada por un sacerdote o un diácono. La imposición puede ser ayudada por laicos.

7.- ¿Puede hacerse fuera de la celebración de la misa?

La bendición e imposición de la ceniza se puede hacer fuera de la misa. En este caso es recomendable que sea precedida por una liturgia de la palabra, utilizando la antífona de entrada, la oración coleta, las lecturas con sus cantos, como en la misa. Le sigue la homilía y la bendición e imposición de la ceniza. Todo el rito concluye con la oración universal, la bendición y la despedida.

8.- ¿Son obligatorios el ayuno y la abstinencia?

Durante el miércoles de Ceniza no hay obligación para los católicos de imponerse la ceniza, pero sí de hacer ayuno y abstinencia según las normas generales y particulares de cada diócesis. El ayuno es obligado, tal como ocurre el Viernes Santo, para aquellas personas mayores de 18 años y menores de 60; consiste en hacer solo una comida fuerte al día. La abstinencia de comer carne es obligada desde los 14 años; todos los viernes de la Cuaresma también son de abstinencia y ayuno obligatorios. Este es un modo de pedirle perdón a Dios por haberlo ofendido y decirle que queremos cambiar de vida para agradarlo siempre.

1525 20 1

La imposición de ceniza puede ser recibida por todos, incluso aquellos no creyentes

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente