Escándalo del "cucutazo" salpica de corrupción al entorno del presidente de la AN

Guaidó: Destitución de Calderón Berti es una estrategia de comunicación

30 de noviembre, 2019 - 4:55 pm
Juan Luis Urribarrí / Agencias

Juan Guaidó aprovechó la oportunidad para agradecer a Calderón Berti el pertinente señalamiento para investigar los casos» de presunta corrupción por parte de algunos de sus colaboradores

Caracas- El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, aseguró que la desincorporación de su representante en Colombia, Humberto Calderon Berti, es una estrategia para mejorar los lazos de comunicación con el gobierno colombiano.

Guaidó aprovechó la oportunidad para agradecer a Calderón Berti «el pertinente señalamiento para investigar los casos» de presunta corrupción por parte de algunos de sus colaboradores y aseguró que la denuncia ya fue presentada ante las autoridades pertinentes, de la nación neogranadina.

¿Qué hay detrás del escándalo del cucutazo?

Según el periodista Daniel Lara Farías, la destitución de Humberto Calderón Berti surge porque el funcionario tocó un tema sensible que salpica de dudas la transparencia con la cual han actuado las personas del entorno de Juan Guaidó, más específicamente el caso del diputado Freddy Superlano, presidente de la Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional, quien protagonizó un vergonzoso episodio entre licor y prostitutas, y donde se perdieron al menos 25 mil dólares que se suponían destinados a la manutención de los militares que desertaron de la FANB y se fueron huyendo a Colombia.

Sobre este caso, Lara Faría dijo: “Ellos estuvieron, en los días aquellos de la crisis humanitaria, en un restaurante en Cúcuta llamado Galileo. Allí estuvieron Miguel Pizarro, Carlos Berrizbeitia, Guillermo Luces, Marco Aurelio Quiñones, Freddy Superlano Salinas y su primo (y asistente) Carlos Salinas, Rafael Rico, Rafael Domínguez y una señorita de nombre Rina Rodríguez que viene a ser asistente de Juan Guaidó y al parecer tiene una relación con el señor Rafael Domínguez”.

“Estos personajes, en una reunión social organizada por uno de los asistentes de Juan Guaidó, el señor Rafael Rojas Saavedra, alias “Guayaba”, quien viene de ser dirigente estudiantil de la UCV, donde estuvo 20 años si graduarse y cuando Stalin González fue presidente de la FCU él fue el secretario general. Este señor fue quien invitó a las lindas damas. Entre estas jóvenes, sólo sabemos de las dos que están presas por la muerte de ese señor (Carlos Salinas), había una colombiana y una venezolana. Estas mujeres al parecer obnubilaron con su belleza al señor Freddy Superlano y a su primo y ellos dos decidieron irse con ellas a otro sitio, a una discoteca”.

“¿Y quién pagó, cuánto gastaron? Sé de personas que pusieron por su cuenta que si 500 (dólares), otros pusieron según lo que llevaban encima, hicieron una vaca. De hecho, se dice que desde ese día no aparecen los 20 mil dólares que llevaba Freddy Superlano. Él dice que se los robaron estas señoritas”.

“Cerraron un área, una terraza del restaurante Galileo de Cúcuta y al final, que se sepa, el señor Freddy Superlano y su primo Carlos Salinas se fueron con ellas a una discoteca y después de allí terminan en un motel llamado Tomchala, donde se estaba hospedando parte del equipo de seguridad de Juan Guaidó”.

“Ya de ahí en adelante lo que tenemos es el relato del comandante de la Policía de Colombia en Cúcuta, quien describe que los policías fueron avisados por el personal del motel, luego que las dos señoritas salieran del establecimiento diciendo que ya volvían, que iban a buscar desayuno y se fueron. A la gente del motel les pareció sospechoso y llamaron a la policía. Los funcionarios llegan a la habitación y consiguen a Freddy Superlano y a su primo Carlos Salinas en grave estado de salud, tras haber sido drogados con escopolamina (burundanga), y los trasladan a una clínica, donde el primo llega muerto”.

Críticas a la investigación periodística

“Me han dicho ‘¿cómo te atreves tú a decir que el diputado estaba con unas prostitutas?’ Freddy Guevara me dijo ‘no, es mentira. Él no estaba en un burdel’. Ah bueno, esa es una excusa para la esposa: ‘yo no estaba en un burdel, yo me las conseguí en un restaurante’. Ese no es el punto. El punto es que cuando el país y toda la región, porque el presidente de Colombia se movilizó hacia la frontera, el presidente de Chile, el de Paraguay, ahí había un movimiento importante de dirigentes internacionales, artistas de todas partes del mundo, venezolanos que viven en diferentes partes del mundo llegaron hasta allá, militares venezolanos que se habían ido hace rato que estaban en Perú y otros países, a quienes les dijeron que se fueran a la frontera porque a cosa iba. Entonces cómo es posible que mientras eso ocurría, mientras se decía que la ayuda humanitaria era necesaria por las muertes que ocurrían en Venezuela, unos diputados consideraron que era más importante irse con unas prostitutas”.

“Esto no tiene nombre. ¿Por qué no se cortó por lo sano? Era mejor decir ‘señor Superlano, entregue su cargo, está bien, no ha pasado nada’. O él mismo debía decir que se separaba de su cargo mientras se desarrollaran las investigaciones. Cosa que una persona decente y con ética tenía que hacer”.

“Esto es grave. Ese señor es presidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional. Él es el encargado de investigar la corrupción. Tenemos a un tipo, de esa catadura moral investigando la corrupción. Cabe preguntarse por qué han protegido tanto a Freddy Superlano y a los personajes que se involucraron en el manejo del dinero para la manutención de los militares que se pusieron al servicio del gobierno interino en Cúcuta. Por qué han protegido tanto a esa gente. Qué sabe esa gente y por qué es tan importante mantenerlos protegidos”, finalizó el periodista.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente