La investigación no ha sido revisada por equipos pares de científicos

Más de 50% de pacientes Covid-19 pueden tener síntomas meses después de alta médica

Covid
19 de octubre, 2020 - 10:05 am
Agencias

Una investigación, llevada adelante por científicos de la Universidad de Oxford, revisó el impacto a largo plazo del Covid en 58 pacientes hospitalizados

Londres – Más de la mitad de los pacientes con COVID-19 que fueron dados de alta de hospitales siguieron experimentando síntomas, como dificultades para respirar, fatiga, ansiedad y depresión, dos o tres meses después de que se infectaron, de acuerdo a los resultados de un estudio de pequeña escala en Reino Unido.

La investigación, llevada adelante por científicos de la Universidad de Oxford, revisó el impacto a largo plazo de la enfermedad en 58 pacientes hospitalizados por la infección de coronavirus.

Lea también: Este es el único fármaco que ha mostrado eficacia en casos graves de Covid-19 según la OMS

El estudio concluyó que algunos pacientes presentaban anomalías en varios órganos después de haberse contagiado y que la inflamación persistente les causaba problemas por meses.

La investigación no ha sido revisada por equipos pares de científicos pero fue publicada antes de su evaluación general en el sitio web MedRxiv.

“Estos resultados destacan la necesidad de estudiar más los procesos fisiológicos asociados con el COVID-19 y desarrollar un modelo holístico e integrado de atención médica para nuestros pacientes una vez que son dados de alta de los hospitales”, dijo Betty Raman, médica del Departamento de Medicina Radcliffe de la Universidad de Oxford.

Virus prolongado

Un reporte inicial del Instituto Nacional de Investigación de Salud de Gran Bretaña (NIHR, por su sigla en inglés) publicado la semana pasada indicó que la persistencia de la enfermedad tras la infección inicial, llamada a veces “COVID prolongado”, puede provocar una serie de síntomas físicos y mentales.

Los resultados de la Universidad de Oxford mostraron que entre dos y tres meses luego de superar el virus, el 64% de los pacientes sufría dificultades persistentes para respirar y un 55% reportaba fatiga.

Los exámenes médicos indicaron anormalidades en los pulmones del 60% de los pacientes del COVID-19 y problemas renales en un 29% de las personas analizadas. La prevalencia de condiciones cardíacas fue de 26% y en 10% en el hígado.

“Las anomalías detectadas (…) tienen una fuerte correlación con los marcadores de inflamación”, dijo Raman. “Esto sugiere un vínculo potencial entre inflamación crónica y daño de órganos entre los supervivientes”.

¿Qué es un coronavirus?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS).

¿Qué es la COVID‑19?

Es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que se ha descubierto más recientemente. Tanto este nuevo virus como la enfermedad que provoca eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019. Actualmente es una pandemia que afecta a muchos países de todo el mundo.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas más habituales son la fiebre, la tos seca y el cansancio. Otros síntomas menos frecuentes que afectan a algunos pacientes son los dolores y molestias, la congestión nasal, el dolor de cabeza, la conjuntivitis, el dolor de garganta, la diarrea, la pérdida del gusto o el olfato y las erupciones cutáneas o cambios de color en los dedos de las manos o los pies. Estos síntomas suelen ser leves y comienzan gradualmente. Algunas de las personas infectadas solo presentan síntomas levísimos.

La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recuperan de la enfermedad sin necesidad de tratamiento hospitalario. Alrededor de 1 de cada 5 personas que contraen la enfermedad acaba presentando un cuadro grave y experimenta dificultades para respirar.

Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas previas como hipertensión arterial, problemas cardiacos o pulmonares, diabetes o cáncer tienen más probabilidades de presentar cuadros graves. Sin embargo, cualquier persona puede contraer el virus y caer gravemente enferma.

Las personas de cualquier edad que tengan fiebre o tos y además respiren con dificultad, sientan dolor u opresión en el pecho o tengan dificultades para hablar o moverse deben solicitar atención médica inmediatamente. Si es posible, se recomienda llamar primero al profesional sanitario o centro médico para que estos remitan al paciente al establecimiento sanitario adecuado.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente