Conozca el diferendo entre Venezuela y Guyana (III)

31 de mayo, 2015 - 1:02 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

Guyana no buscaba una solución práctica, sino jurídica, mientras que para Venezuela, el Acuerdo de Ginebra establecía que las partes debían buscar una solución práctica y no jurídica, lo que indica que Venezuela no recuperaría todo el territorio reclamado en el Esequibo.

Al no llegarse a ningún acuerdo en el seno de la Comisión Mixta, se firmó, en 1972, bajo la primera presidencia de Rafael Caldera, el Protocolo de Puerto España en el que se suspenden los efectos del Acuerdo del Ginebra (Art. 1) por 12 años renovablesa voluntad de las partes. Este protocolo constituyó una especie de felonía o traición a las aspiraciones venezolanas de justicia y dio tiempo a Gran Bretaña (GB) y Guyana para maniobrar contra Venezuela. El canciller Arístides Calvani, por cierto nacido en Trinidad, no supo explicar para la historia tal desaguisado.

En estricto sentido jurídico, este Acuerdo podría ser calificado como de inexistente porque nunca fue aprobado por el Congreso Nacional venezolano, pero su vigencia no fue impugnada por ningún órgano competente. Aguilera (1988) plantea que si el Congreso hubiera rechazado el Protocolo, se habría iniciado el mecanismo inmediatode solución de la controversia (que era lo deseado), de haberlo aprobado, se convertía en Ley de la República y su vigencia se hubiera extendido hasta junio de 1982. Así es nuestra clase política, actúa muchas veces por ignorancia y otras por desidia y a veces por traición. Este es un claro ejemplo de vileza a los principios republicanos y nacionalistas de nuestra patria. Aristides Calvani debe recordarse por eso, en su afán de sobresalir en su campaña ultra-católica y anticomunista –continental- no le importó la patria, que evidentemente, por sus hechos, no la sentía como tal.

No tuvo vida legal el Protocolo durante los 12 años, pero sí fue cumplido por varios gobiernos. Entre tanto Guyana hizo, en la Zona en Reclamación, todo lo que quiso y pudo, en la mayoría de los casos sin la protesta del gobierno de Venezuela: autorizóel establecimiento de colonias de chinos, coreanos y laosianos, permitió el trabajo decomunidades religiosas suicidas, concretó con Brasil la construcción de una carretera que atravesaba el territorioen disputa, dio concesiones para exploraciones en busca de crudo y otros minerales a Brasil y Canadá, quiso construir la represa del Mazaruni, que Venezuela bloqueó; etc…

La no renovación del Protocolo de Puerto España

En 1982, Venezuela, bajo la presidencia de Lusinchi, decidió no renovar el Protocolo de Puerto España (Trinidad), el cual cumpliría los doce años el 18 de junio de 1984 (en consecuencia la controversia volvió a regirse por el Acuerdo de Ginebra y por los medios de solución pacífica de la Carta de la Naciones Unidas) y elevó la reclamación al Secretario de la ONU, quien delegó en Alister MacIntyre su intermediación, como «buen oficiante», una de las opciones contempladas en la Carta de la ONU, si bien, ni la Asamblea General, ni el Consejo de Seguridad, tienen facultad para determinar las controversias por cuestiones limítrofes, su intervención puede presionar a la solución bilateral. MacIntyre renunció por motivos personales a su función de buen oficiante en septiembre de 1999.

El nuevo representante del Secretario de la Naciones Unidas

El secretario general de la ONU Kofi Annan selecciono el 26 de octubre de 1999 a un Anglo antillano, afrodescendiente, el Dr. Óliver Jackman quien nació en Barbados, en 1929. Óliver Jackman murió el 16 de enero de 2007, sin llegar a un acuerdo para solucionar por la vía práctica el diferendo. Antes de servir como representante del Secretario General para el caso Guyana-Venezuela, Jackman trabajó en la ONU de 1961 a 1967 en operaciones en el Congo y como jefe de información de la Comisión Económica para África. En 2009 Ban Ki-moon, designó a Norman Paul Girvan, como el nuevo «buen oficiante» para solucionar el diferendo fronterizo. Durante el año 2011 se reunió con el canciller N.Maduro, y se reiniciaron las gestiones para la solución de este largo diferendo limítrofe.

Venezuela ratifica ante la ONU su disputa con Guyana (noviembre 2013)

Venezuela acudió ante la Secretaría General de la ONU para ratificar su posición enla disputa territorial que mantiene con Guyana. Fijó posición frente a un informe que Guyana presentó el año pasado sobre límites exteriores de la plataforma continentaldonde no se hizo ninguna mención a la disputa limítrofe que mantiene con el Estado venezolano desde hace más 50 años.

Dijo la Cancillería: Venezuela y Guyana, excolonia británica, tienen una disputa limítrofe por el denominado Esequibo, un territorio de unos 159.500 kilómetros cuadrados que los venezolanos reclaman como suyo desde 1897. La región es rica en oro, bauxita, diamantes, maderas y petróleo.

El Gobierno venezolano ratificó que el territorio al oeste del río Esequibo «es objeto de una controversia de soberanía territorial», y que seguirá apoyando los buenos oficios del Secretario General de la ONU. La Cancillería señala que Caracas «informó oportunamente» al gobierno guyanés sobre la actuación que ejercería ante la ONU.

En el 2010 el presidente Hugo Chávez acordó con su par guyanés, Bharrat Jagdeo, retomar el mecanismo del buen oficiante de la ONU para proseguir las negociaciones sobre el diferendo limítrofe del territorio del Esequibo. A finales del 2009 el mecanismo de mediación de la ONU se había reactivado tras el nombramiento del profesor jamaiquino Norman Girvan como buen oficiante. El mecanismo estuvo paralizado por dos años luego de la muerte del diplomático Óliver Jackman, quien era el mediador del organismo internacional.

La reclamación del territorio Esequibo se encuentra en la instancia del secretario dela ONU desde 1983, por acuerdo entre los dos países, según lo previsto en el Acuerdo de Ginebra del 17 de febrero de 1966.

2015: Guyana muestra deseos de acceder a solucionar el diferendo

Guyana ha planteado, por primera vez, buscar una solución definitiva a la reclamación venezolana sobre el Territorio Esequibo. En vista de que los buenos oficios de Paul Girvan, representante del Secretario Ban Ki-moon no han funcionado, Guyana sugiere el arbitraje, o la decisión de la Corte Internacional de la Haya.

Este nuevo e intenso interés de Guyana (económico) en ensanchar «su» plataforma continental por las inversiones de transnacionales en territorio hasta ahora común, debe aprovecharlo Venezuela, para replantear la negociación prevista en el Acuerdo de Ginebra (1966). El hecho de que el actual «status quo» ya no satisface a Guyana puede favorecernos si se utiliza inteligentemente la oportunidad. Frente a la nueva posición de Guyana Venezuela debería:

La Cancillería debe ratificar públicamente que el frente venezolano del Atlántico, al norte del Esequibo, no es negociable.

Reforzar el patrullaje tradicional de la Armada en nuestra fachada atlántica.

Designar ya, un negociador o facilitador venezolano a tiempo completo.

Buscar el apoyo legislativo mediante una Ley, el judicial mediante un grupo de expertos en derecho internacional, y un gran consenso nacional que apuntale las vías u opciones de solución.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente