Por falta de pruebas

Sacerdote señalado por pederastia vuelve a sus funciones en Portugal

Sacerdote Abuso
21 de junio, 2023 - 3:26 pm
Agencias

El sacerdote negó en marzo las acusaciones en una carta, en la que denunció que está siendo objeto de «calumnias» y de una «abyecta y monstruosa difamación»

 

Un sacerdote que fue apartado en marzo tras ser señalado por la comisión independiente que investigó los abusos sexuales contra menores en la Iglesia católica lusa ha vuelto a sus funciones por falta de pruebas, según informó este miércoles el Patriarcado de Lisboa.

«La semana pasada, la investigación relativa a uno de los sacerdotes fue archivada por falta de comprobación de la denuncia, habiendo el cardenal patriarca levantado la medida cautelar al sacerdote, así que puede volver a ejercer públicamente su ministerio», precisa un comunicado.

Lea También: Informe: Habría 4.800 víctimas de abuso de la Iglesia en Portugal

El eclesiástico era uno de los cuatro religiosos que el Patriarcado decidió apartar de sus funciones preventivamente tras haber sido señalados en un informe realizado por una comisión de expertos, que denunció que hay decenas de sacerdotes sospechosos de pederastia en activo en Portugal y derivó sus nombres a la Conferencia Episcopal Portuguesa (CEP) para la toma de medidas.

El cardenal patriarca de Lisboa, Manuel Clemente, aseguró que «continúa acompañando personalmente todos los procesos» relativos a estos sacerdotes.

Aunque la diócesis no ha divulgado los nombres de los curas señalados, medios locales revelaron que el sacerdote al que hace referencia la nota es Mário Rui Pedras, orientador espiritual y confesor del líder de la ultraderecha portuguesa, André Ventura.

Ventura, que aseguró no haber visto ningún acto «sospechoso», defendió que se debía aplicar la «justicia» cuando fuera necesario.

Pedras era párroco de la Iglesia de San Nicolás y Santa María Magdalena, en la capital lusa.

El sacerdote negó en marzo las acusaciones en una carta, en la que denunció que está siendo objeto de «calumnias» y de una «abyecta y monstruosa difamación».

La investigación de la comisión independiente creada por la Conferencia Episcopal lusa para estudiar los abusos en el seno de la Iglesia destapó al menos 4.800 víctimas de pederastia.

La CEP anunció que dejaba a criterio de cada diócesis las medidas a aplicar sobre los sacerdotes señalados, lo que ha provocado múltiples críticas, incluidas las del presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, católico practicante.

NOTICIAS SUGERIDAS

Comente