Siguen las protestas en la isla

Protestas en Cuba: La incertidumbre de los familiares de los detenidos y los testimonios de abusos en las cárceles

Cuba
20 de julio, 2021 - 9:30 pm
Agencias

Los adolescentes detenidos durante las protestas en Cuba forman parte de las más de 500 personas que han sido arrestadas en la isla en los últimos días, no solo durante las marchas, sino en las redadas que les han seguido

Heissy Celaya dice que hace 10 días no tiene vida, que tiene un dolor tan grande y tan profundo que no la deja ni dormir: su hija Amanda, de solo 17 años, fue arrestada el 11 de julio en La Habana en las protestas que sacudieron Cuba.

Lea también: Cuba: Gobierno ofrece primeras concesiones a los manifestantes

Ahora, la menor de edad está en una cárcel de adultos en la capital de la isla, a la espera de un juicio sumario el próximo jueves en el que ha sido acusada de “desorden público”.

Protestas en Cuba

Celaya cuenta que el día de su arresto, Amanda -quien cursa el 12 grado en el Preuniversitario de La Habana- iba a una clase de danza cuando la llamó para decirle que el taxi en el que iba no podía pasar por la protesta.

“Cinco minutos después me llama mi hija llorando histérica que se le estaban llevando presa, que la estaban montando en una patrulla. Desde ese momento yo pierdo la comunicación con mi hija”, dice Celaya a BBC Mundo.

La madre -que trabaja cerca del lugar donde Amanda le dijo que estaba sido detenida- salió corriendo a buscar a su hija.

“Salí como loca. Traté de buscarla entre la gente”, recuerda.

Creyó verla en la parte de atrás de una patrulla de policías. Dice que salió corriendo detrás del carro hasta donde le dieron sus fuerzas, pero no pudo.

A partir de entonces, dice que empezó a buscarla por todas las estaciones de policía de la ciudad, hasta que finalmente le dijeron que estaba presa en la temida cárcel de “100 y Aldabó”.

“Yo entré llorando allí histérica, mal, porque es una experiencia que no se la deseo a nadie. Me dijeron que le llevara aseo como si fuera una criminal, como si la fueran a tener allí 20 años. Y al día siguiente le llevé eso y una tarjeta para llamar por teléfono. Hasta el sol de hoy vivo ilusionada por lo menos esperando una llamada de mi hija”, dice.

“He ido 3 veces a 100 y Aldabó. No nos dicen nada, no nos dejan verla. A ella no la han dejado llamarme. Tengo que conformarme con lo que ellos me dicen, que está bien. No he sabido nada de ella”, agrega.

Celaya asegura que sigue sin entender por qué detuvieron a su hija -una joven con una prometedora carrera en la danza-.

“Yo estoy segura que mi hija estaba allí sacando fotos, que fue lo que me dijo. Pero vamos a suponer que ella también gritó. Dime, Dios mío, ¿en cuál de los dos está el delito? ¿En filmar o en gritar, dónde radica el delito? Mi hija no pertenece a ningún grupo de disidencia, no es periodista independiente, nada. Es solo una joven que vive por la danza”, opina.

El caso de Amanda no es único: una lista conformada por grupos opositores y varios testimonios de familiares en redes sociales muestran que varios menores de edad fueron arrestados, algunas veces con violencia, durante las masivas manifestaciones contra el gobierno, las mayores que vivió Cuba en más de 60 años.

La edad de algunos, como Glenda de la Caridad Marrero Cartaya, de la provincia occidental de Matanzas, rondan los 15 años.

BBC Mundo contactó con la Unicef para conocer su posición sobre las detenciones de menores de edad durante las protestas en Cuba.

En un comunicado de respuesta la organización señala que “dada la falta de datos oficiales y confiables, así como la naturaleza altamente delicada del tema, es difícil cuantificar el número exacto de niños detenidos”.

“La legislación penal cubana establece que solo son imputables los mayores de 16 años y reconoce un tratamiento diferenciado al comisor de un hecho delictivo que se encuentre entre las edades de 18 y 20 años”, indica el texto.

Los adolescentes detenidos durante las protestas en Cuba forman parte de las más de 500 personas que han sido arrestadas en la isla en los últimos días, no solo durante las marchas, sino en las redadas que les han seguido.

De acuerdo con varias denuncias, en algunas provincias y municipios la policía ha ido incluso casa por casa buscando a quienes participaron o tras identificar a algunos por los videos en redes sociales.

 

Palabras clave
,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente