Paso de Haiyán no dejó nada

1081 3 01
12 de noviembre, 2013 - 11:32 am
Redacción Diario Qué Pasa

1081 3

Foto: AFP

Taclobán — Con ayuda de aviones militares estadounidenses, las autoridades filipinas intentaban este lunes entregar ayuda a los supervivientes del tifón Haiyan, que dejó al menos 10.000 muertos en el archipiélago.

Tres días después de que el tifón más potente del año arrasara ciudades enteras en el centro de las Filipinas, dejando los campos sembrados de cadáveres, los sobrevivientes se encuentran sin comida, agua ni medicinas, y las autoridades intentan evitar los saqueos.

El presidente Benigno Aquino declaró este lunes el estado de catástrofe, que permite al gobierno controlar los precios y desbloquear fondos de emergencia. «Estén seguros de que en los próximos días la ayuda les llegará cada vez más rápido», dijo el presidente en una alocución televisada.

Mientras el archipiélago hace balance de los ingentes daños humanos y materiales, desde el océano Pacífico se acerca otra tormenta, que amenaza con traer fuertes precipitaciones a la provincia de Leyte y otras zonas gravemente afectadas por el tifón Haiyan.

Solo en la provincia de Leyte, de la que Taclobán es la capital, las autoridades hablan de unos 10.000 muertos.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente