Desde políticas migratorias hasta la postura de EE. UU. frente a China

Ocho políticas clave de Trump que fueron revertidas por Biden

Trump
22 de febrero, 2021 - 3:59 pm
Agencias

Al cumplirse un mes de la llegada del demócrata a la Casa Blanca, muchas medidas ejecutadas en la administración Trump fueron revertidas o matizadas

Estados Unidos no es el mismo país desde hace un mes. Muchas decisiones ejecutadas por Donald Trump han sido revertidas por Joe Biden, las intenciones las había asomado cuando era candidato. A través de decretos o de declaraciones hizo cambios tanto en la diplomacia, como en la economía que estaban alejados de la premisa «America first» de su antecesor.

Lea también: Biden proyecta dar la nacionalidad a 11 millones de personas sin papeles en ocho años

También ha habido cambios en política exterior que posicionan a Estados Unidos de manera diferente. Un ejemplo ocurrió hace poco. La Casa Blanca anunció que aceptó sentarse a conversar con el régimen de Irán por sus actividades nucleares. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aliado del expresidente Donald Trump hizo una advertencia: «Volver al antiguo acuerdo allanará el camino de Irán hacia un arsenal nuclear», se lee en un comunicado con su firma, de acuerdo con EFE.

Trump impulsó una serie de acuerdos con Israel como protagonista. Netanyahu estrechó la mano con líderes de otras naciones con los que no habían relaciones. Hechos similares no ocurrían en ese hemisferio desde 1994. Emiratos Árabes Unidos (EAU), Baréin, Sudán y la región de Magreb —Marruecos, junto con el territorio de Sahara Occidental— reconocieron a Israel. La alianza estratégica buscaba controlar el asedio de Irán.

Dentro de Estados Unidos, Biden se ha dedicado emitir órdenes ejecutivas (OE). Había firmado 28 órdenes desde el 20 de enero hasta mediados de febrero. Además, emitió cuatro proclamaciones, una ceremonial, diez memorandos y dos cartas (de adhesión al Acuerdo Climático de París y a la Organización Mundial de la Salud). De ese número, 16 órdenes ejecutivas son reversiones de las propias acciones ejecutivas del expresidente Trump.

Un breve repaso da cuenta de lo que ha pasado el último mes tras la salida de Trump.

52000 despidos

Con un plumazo, Joe Biden revocó el permiso presidencial para el proyecto de extensión del oleoducto Keystone XL, ocasionando la pérdida de 52000 empleos. Según los informes de la Asociación de Oleoductos (AOPL, en inglés) bloquear esta construcción costará 10000 puestos directos de trabajo en Estados Unidos, mientras que 42000 empleos más se vieron afectados de manera indirecta.

Del mismo modo, sacará 2200 millones de dólares en nómina de los bolsillos de los trabajadores estadounidenses. Ante esto, TC Energy, anteriormente TransCanada Corporation, emitió un comunicado y afirmó que está decepcionada por esta decisión de Estados Unidos.

 

Cambios migratorios

El Acuerdo de Cooperación de Asilo (ACA) quedó suspendido. Allí se establecía que los migrantes indocumentados podían ser enviados a uno de los países seguros mientras se regularizaba su situación migratoria. Antony Blinken dijo que «hay formas más adecuadas de trabajar».

La construcción del muro fronterizo quedó frenada, llevaba 450 millas ya hechas (720 kilómetros). Mientras tanto, la llegada de migrantes indocumentados está aumentando. Alrededor de 78000 personas intentaron ingresar ilegalmente en enero de este año, dicho número es el más alto desde 2019.

La policía fronteriza sigue trabajando en la protección de los límites estadounidenses, mejorando la prosperidad económica de la nación al facilitar el comercio y los viajes legítimos. Sin embargo, lanza una advertencia. «Este no es el momento de venir».

Agenda transgénero

Joe Biden se ha caracterizado desde los primeros días por desarrollar una Administración percibida como “progresista”. Esta percepción de su gobierno se robustece con acciones como la activación por decreto ejecutivo de la promoción e imposición de personas transgénero en el deporte femenino.

Con esta medida que alega «prevención y lucha contra la discriminación por motivos de identidad de género u orientación sexual», la Administración Biden perjudicaría a las mujeres, tanto a nivel físico como académico.

Por esto, un comité de la Cámara de Representantes de Utah avanzó un proyecto de ley que prohibiría a los atletas transgénero competir en deportes escolares solo para mujeres desde preescolar hasta el último año de educación secundaria (K-12).

Una táctica de protección impuesta por los republicanos de dicho estado a las deportistas femeninas biológicamente.

Suspensión de la venta de Tik Tok

La aplicación acusada de espionaje por el gobierno de Donald Trump debía ser vendida este año a algún propietario estadounidense. No obstante, Biden ordenó suspender la orden. Su gobierno afirmó que está revisando la seguridad de los datos y la información que recopila TikTok sobre los usuarios.

Trump había elevado duras críticas contra la aplicación china, calificada como un riesgo para la seguridad nacional. El nuevo mandatario estadounidense permite que la aplicación, con un alcance de 123 millones de descargas en EE. UU., siga en manos de la empresa china de tecnología ByteDance.

La posición ante China

Mike Pompeo, y otros 27 exfuncionarios de Trump recibieron sanciones del régimen chino apenas salió Trump del poder. La razón fue la supuesta «violación de la soberanía» porque Pompeo aseguró que Xi Jinping cometía “genocidio y crímenes de lesa humanidad” contra la minoría musulmana uigur en la región de Xinjiang.

China dijo en un comunicado que los sancionados son «políticos anti China» y que están «motivados por intereses propios, prejuicios y odio contra China». Cerca de cumplir un mes como presidente, Biden excusó a Xi Jinping y disfrazó represión del régimen chino a los uigures. A su juicio, la represión y el genocidio contra la comunidad uigur forma parte de «normas diferentes» de China.

La amenaza de Irán

El ayatollah Ali Khamenei, respondió las declaraciones de Biden sobre la negativa de levantar las sanciones. Biden continuaría así con la decisión de Trump., tras salir del Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés). El régimen iraní admitió en ese momento la intención de desarrollar armas nucleares.

Sin embargo, pasaron unos días para que la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, anunciara que aceptaron una invitación para asistir a la reunión del grupo 5+1 e Irán para hablar sobre el programa nuclear.

Lo que pase con Irán y EEUU está recibiendo la mirada del resto del mundo. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu ya se pronunció. Mientras tanto, Irán sigue enriqueciendo uranio por encima de los niveles permitidos.

Regreso a la OMS y al Acuerdo de París

Trump anunciaba en mayo de 2020 que terminaba su relación con el organismo de salud por su complicidad con el gobierno de partido único de Xi Jinping. Bajo la misma línea, había salido del acuerdo climático en 2017, ya que se trataría de un pacto liderado por China para perjudicar a las manufacturas estadounidenses.

Pero Biden dio marcha atrás a ambas decisiones, además anunció el pago de 200 millones de dólares a la OMS por » obligaciones atrasadas y actuales». El secretario de Estado, Antony Blinken, insistió en que Washington cree que el multilateralismo, Estados Unidos y la OMS son esenciales para una respuesta sanitaria y humanitaria efectiva e internacional ante el COVID-19. La lentitud en el control del virus es una falla que la OMS admite. «Habría sido posible actuar más rápido sobre la base de las primeras señales”, dice un informe de su propia autoría.

Concesiones al gobierno de Venezuela

Álex Saab, el acusado por ser testaferro de Maduro recibió la prisión domiciliaria apenas se fue Trump. El Tribunal de Apelaciones de Barlavento dictaminó que el presunto testaferro recibía el beneficio de arresto domiciliario, aunque el mes anterior el procurador general Luis José Landim desestimaba esta opción.

Días después, el Departamento del Tesoro de EE.UU. emitió una licencia que autorizaba algunas transacciones para operaciones portuarias y aeroportuarias entre Estados Unidos y Venezuela. De esta manera, el Tesoro comenzó a matizar el alcance de las sanciones impuestas a Venezuela durante el Gobierno de Donald Trump por violación de los derechos humanos y por atentar contra la democracia.

Maduro esperaba con ansias la juramentación de Biden. Varias veces dijo estar dispuesto a «dialogar» con el nuevo mandatario y que esperaba un «cambio social» de su parte para tocar la puerta de la Casa Blanca.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente