Los «reales» intereses de Marina Silva

1369 11 B
8 de septiembre, 2014 - 2:14 pm
Redacción Diario Qué Pasa

1369 11%20B

Foto: Agencias

La trampa geopolítica anglo-usa especula con la idea de que ha encontrado una estrategia para sacar a Brasil del Brics, reimponiendo las políticas económicas que han reducido a Europa y a EE UU a escombros y desatando una «revolución suave» que desmiembre a Brasil por completo. De las cenizas del avionazo, aún inexplicable, en donde murió el candidato del PSB, Eduardo Campos el mes pasado, interese internacionales de alta factura han logrado imponer exitosamente la escuadra de choque ambientalista de la WWF del príncipe Felipe, Marina Silva, como la candidata presidencial del PSB. Las recientes encuestas electorales muestran que Silva obtendría el primer lugar en la segunda ronda electoral de octubre en contra de la presidenta Dilma Rousseff. Claro las encuestas las manejan los anglo-usa.

Si Silva ganara, terminaría la participación de Brasil en el programa Brics; ella fue escogida hace años como un proyecto del MI-6 y la CIA (monarquía británica y Washington). En octubre  de 2008, el príncipe Felipe personalmente le otorgó la medalla al mérito Conservacionista Duque de Edimburgo, por su labor en entregar grandes porciones del territorio amazónico de Brasil a la WWF (Fondo Mundial para la Vida Silvestre) y otros intereses privados, con el proyecto Áreas Protegidas de la Región del Amazonas (Apra).

Cuando el gobierno GB invitó a Silva a ser una de los ocho portadores de la antorcha en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos del 2012 en Londres, el ministro del Deporte brasileño, Aldo Rebelo, simplemente respondió: «Marina siempre ha tenido buenas relaciones con las casas reales de Europa y la aristocracia. Nosotros no podemos decidir a quien invita la familia real».

La otra base de apoyo importante de Marina Silva —aparte de los grupos evangélicos más conservadores a los cuales pertenece— son los multimillonarios brasileños.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente