Los sindicatos se dividen

El Gobierno no aumentará la edad de jubilación en Francia

13 de enero, 2020 - 5:11 pm
Augusto Domínguez/ Agencias

La huelga más larga de la historia de Francia llega, en su jornada 38, a un punto de inflexión: el primer ministro Edouard Philippe anunció su disposición a frenar la subida de la edad de jubilación a los 64 años

Francia – 38 jornadas de protestas necesitaron los sindicatos franceses para conseguir tumbar el punto de la reforma que unía al conjunto de las organizaciones.

La edad de jubilación continuará en los 62 años, tal y como informó el sábado 11 de enero el primer ministro francés Edouard Philippe. Lo hizo a través de una carta en la que anunciaba su disposición a retirar esa medida del proyecto de ley y en la que instaba a sindicatos y patronal a que se encarguen de fijar cómo garantizar el equilibrio del sistema en 2027.

“Para demostrar mi confianza en los interlocutores sociales y no prejuzgar el resultado de su trabajo con respecto a las medidas que se tomarán para lograr el equilibrio en 2027, estoy dispuesto a retirar de la ley la medida consistente en converger gradualmente desde 2022 hacia una edad de equilibrio de 64 años en 2027”, escribió el primer ministro en su carta.

Lea también: Huelga contra la reforma de pensiones en Francia aún no termina

Con esta reforma, el gobierno francés podría conseguir erosionar unas protestas que cada vez están perdiendo más fuerza en las calles. Por ejemplo, para el principal sindicato de Francia, la CFDT, este era el punto que bloqueaba la negociación, coincidiendo con los sindicatos contrarios totalmente a la reforma de las pensiones, como la CGT.

La CGT, junto con la comisión intersindical, llama a seguir marchando contra el conjunto de la reforma

Pese a la concesión, el sábado, por quinta vez en poco más de un mes, se volvió a vivir una protesta intersectorial en Francia. Según datos de la CGT, casi medio millón de personas se manifestó en todo el país, frente al 1,7 millones que lo hizo el pasado jueves.

Un descenso que evidencia el agotamiento de los huelguistas, en un contexto en el que incluso los más opuestos a la reforma reconocen que tantos días de paro están afectando a su economía personal.

Sin embargo, para la CGT esta concesión es una estrategia del Gobierno “para obtener la adhesión de ciertos sindicatos” y llaman a los “trabajadores desempleados, jubilados y jóvenes” a participar masivamente en huelgas y manifestaciones para la próxima semana.

Además de la CGT, FO, FSU, Solidaires, CFE-CGC y tres organizaciones juveniles continúan exigiendo “la retirada del proyecto” y han pedido un nuevo día de huelgas y manifestaciones interprofesionales el 16 de enero. Así lo manifestaron en un comunicado firmado por la comisión intersindical.

Una mesa de negociación entre sindicatos y patronal

La conferencia entre sindicatos y patronal será convocada en abril por el primer ministro Edouard Philippe. El Ejecutivo presentará la reforma el día 24 de enero, para que se tramite parlamentariamente el 17 de febrero y se pueda aprobar antes de verano. Los acuerdos a los que se llegue en la mesa de negociación serán integrados en la ley por decreto.

La pregunta ahora está en si Philippe conseguirá llevar adelante el nuevo sistema universal jubilación por puntos, que pone fin a los regímenes especiales actuales, en particular los de los trabajadores de los transportes públicos, a cambio de mantener la edad de jubilación en los 62 años.

A pesar de conseguir el apoyo de los sindicatos reformistas, las organizaciones contrarias a la reforma continuarán marchando en la que es la huelga más duradera de la historia francesa.

Foto: Agencia

 

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente