Familiares de mineros esperan un milagro

1 de septiembre, 2014 - 2:21 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Managua — Cuatro días después de que una treintena de mineros quedaran atrapados en un socavón artesanal en el Caribe de Nicaragua, rescatistas y familiares —esperando un milagro— continuaban el domingo la angustiosa búsqueda de ocho que permanecen desaparecidos.

Grupos de rescate de 12 hombres se turnan cada hora para entrar al foso donde la temperatura es elevada y existen abismos profundos que dificultan la búsqueda de los mineros, cuyos ocho nombres fueron divulgados el sábado por el gobierno aunque ha advertido que no tiene absoluta certeza de la cantidad.

Familiares y vecinos de los güiriseros —buscadores de oro artesanales— desaparecidos permanecen en el lugar, donde han levantado casuchas con plástico negro, han colgado hamacas y encendido fogones para preparar sus alimentos y aguantar la espera.

La angustia crece. Este domingo suman cuatro días desde que la mañana del jueves ocurrió el deslave a causa de la lluvia en la mina de oro del Cerro El Comal, en el municipio de Bonanza de la Región Autónoma del Atlántico Norte (Raan), una zona de difícil acceso.

Madres, esposas y hermanos esperan por saber la suerte de sus parientes.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente