Escándalo de espionaje destapa ollas podridas

1069 5 01
31 de octubre, 2013 - 11:45 am
Redacción Diario Qué Pasa

1069 5

Mercosur rechazó «espionaje global» estadounidense

Caracas — La tarde de este miércoles, el mandatario nacional, Nicolás Maduro formó parte del encuentro entre cancilleres y ministros de Economía, Finanzas y Comercio del Mercado Común del Sur (Mercosur), que tuvo lugar en la Casa Amarilla Antonio José de Sucre, sede de la Cancillería venezolana. A este acto, asistieron los ministros de relaciones exteriores de Argentina, Héctor Timerman; Uruguay, Luis Almagro; Brasil, Luiz Alberto Figueiredo; Bolivia, David Choquehuanca; el embajador de la República de Ecuador, Leonardo Arizaga y el canciller Elías Jaua. Cabe destacar, que Venezuela es el presidente pro témpore de este organismo.

El canciller Elías Jaua sentenció, «hemos condenado el sistema de espionaje global desarrollado por el gobierno de Estados Unidos que ha implicado el espionaje a la presidenta Dilma Roussef». En este sentido, señaló que los cancilleres se han comprometido a formalizar la creación de una instancia permanente dentro de la estructura de Mercosur, para dar atención a todos los temas derivados de la seguridad de las telecomunicaciones en la región, y contrarrestar las acciones que vulneran la soberanía de los países.

De la misma forma, agradeció el respaldo de los países miembros del Mercosur así como del resto bloque, por el apoyo recibido ante la llamada «guerra económica» que enfrenta Venezuela. Informó además que entre las decisiones tomadas por el Ejecutivo, en materia económica se resalta: incrementar las líneas de suministro «que nos permita culminar el año con un abastecimiento normalizado y garantizar, el primer trimestre del año 2014».

Por su parte, el Presidente de la República afirmó que solo Mercosur está en la posibilidad de integrar la región.

«Mercosur es el poderoso motor de Suramérica». Aunque agregó que es necesario fijarse en los países Brics —como referencia a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica— donde hay un nuevo modelo económico y político.

En dicho encuentro se abordaron temas de interés como iniciar un diálogo con los países miembros del Alba, Petrocaribe y Caricom, para la construcción de una zona económica complementaria, para la consolidación de la unión latinoamericana y caribeña como instrumento para promover el desarrollo integral, enfrentar la pobreza y la exclusión social. Otro de los temas abordados en la reunión de cancilleres fue la presentación del Mercosur a la Unión Europea (UE), para lo cual se decidió hacer un nuevo encuentro el 15 de noviembre próximo, que aborde el tema y una nueva cumbre establecida para diciembre.

Paraguay y Venezuela

Maduro habló de las relaciones diplomáticas con su homólogo paraguayo, Horacio Cartes. El Jefe de Estado venezolano espera que Cartes esté de visita en Venezuela. Las relaciones entre Paraguay y Venezuela estuvieron suspendidas desde junio de 2012, cuando Maduro fue declarado persona no grata por el congreso guaraní, que lo acusó de intromisión en los asuntos internos.

El pasado mes de julio, Venezuela asumió la presidencia del Mercosur. Desde Uruguay, Nicolás Maduro destacó que «una de las tareas urgentes» que debía asumir esta organización, es la reincorporación de Paraguay como miembro activo: «Desde la presidencia vamos a poner todo el corazón, la buena fe porque amamos al pueblo de ese país».

Por otro lado, aprovechó para enviarle un mensaje a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, para desear la plena recuperación de su salud. 

Gobierno eficiente

Previamente, el dignatario inspeccionó en compañía del ministro para Transporte Terrestre, Haiman El Troudi, la llegada de la tuneladora (Topa) Juana Ramírez La Avanzadora, como parte de los avances de la construcción de la línea 5 del Metro de Caracas. Allí reiteró que Venezuela tiene los recursos suficientes para el desarrollo de su pueblo. Destacó que en el país «se está construyendo la mayor cantidad de metros urbanos de América Latina».

Asimismo, el presidente Maduro aprobó 367 millones de bolívares, recursos que corresponden al pago de las deudas legalmente contraídas con los trabajadores de Sidor, las cuales serán canceladas progresivamente hasta culminar el presente año. En el sector del aluminio, se aprobaron 389 millones de bolívares para el pago que corresponde al inicio de los beneficios de la nueva contratación colectiva y, 556 millones de bolívares para el pago de deudas legalmente contraídas en ese sector.

Nueva etapa de Barrio Nuevo, Barrio Tricolor

Por último, en horas de la noche, el Presidente de la República anunció la nueva etapa del Plan Barrio Nuevo, Barrio Tricolor, donde le propuso a las comunidades que este sábado se establezca la sala mayor del plan en 23 zonas de Caracas que llamó el «primer corredor». Aseguró que la meta del Gobierno es atender al menos a un millón de familias, y que en estos proyectos se han invertido más de 2.500 millones, en este sentido, reiteró que el Estado «tiene más fuerza y poder para invertirlo en el pueblo». Con respecto a las elecciones señaló que se harán «llueva, truene o relampaguee».

Suprema Felicidad

Con respecto a un artículo publicado por la BBC de Londres, el Comandante en Jefe exclamó que «se burla del concepto de nuestro Bolívar, de nuestro Chávez, apoyándose en voceros de esta maltrecha burguesía parasitaria que hace vida política en Venezuela». En ese sentido, detalló que los líderes opositores —refirió a Antonio Ledezma— declaran para «malponer a Venezuela en el mundo, diciendo que el concepto de la Suprema Felicidad Social es el hazmerreír de Venezuela».

Ministros de seguridad de Mercosur se reunirán en Margarita

Un total de ocho ministros miembros del Mercado Común del Sur (Mercosur), confirmaron su asistencia a la Segunda Ronda de Encuentros Técnicos Preparatorios de la XXXIV Reunión de Ministros de Interior y Seguridad (RIM) y la XL Reunión de Ministros de Justicia (RMJ) del Mercosur y Estados Asociados, que se efectuará la próxima semana en Margarita, estado Nueva Esparta. Se espera la confirmación de los demás ministros para completar los 24 integrantes participantes de este encuentro.

Por Venezuela participarán el ministro para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres; la ministra para Servicios Penitenciarios, Iris Valera; y la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, magistrada Gladys Gutiérrez.

Qué es el «Club de los cinco ojos»

El «Club de los cinco ojos» nació a partir de la estrechísima colaboración en materia de espionaje que mantuvieron Estados Unidos y Reino Unido durante la II Guerra Mundial, en particular por el trabajo en el británico Bletchley Park para descifrar los códigos alemanes y japoneses.

Para los descifradores, colaborar ayudaba a superar algunos desafíos técnicos y a hacer posible la intercepción de comunicaciones por todo el mundo.

De esta experiencia surgió lo que al principio se llamó Brusa y después Ukusa, una alianza para compartir información de inteligencia formada en marzo de 1946.

Los detalles del acuerdo inicial fueron mantenidos en secreto durante décadas, hasta que ambos países los hicieron públicos en 2010, revelando un pacto sin parangón en los servicios secretos occidentales.

Nada más empezar la Guerra Fría, surgen el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno Británico (Gchq, por sus siglas en inglés) y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA). Ambas comienzan una cooperación extremadamente estrecha, el corazón de lo que se ha conocido siempre como la «relación especial».

La alianza fue posteriormente abierta a tres países angloparlantes, Australia, Canadá y Nueva Zelanda, y se conformó el «Club de los cinco ojos».

¿Cómo funciona?

La base del funcionamiento del club es, además de compartir información, no espiarse mutuamente.

Los servicios de inteligencia de ambos países, la CIA y el MI6, no llevan a cabo operaciones en los países del club sin permiso y aunque también comparten información, no es ni de lejos de manera tan estrecha como el Gchq y la NSA.

El Gchq y la NSA se dedican a la inteligencia de señales, que abarca la inteligencia de comunicaciones (entre personas) y la inteligencia electrónica, y suele implicar bastante criptografía para descifrar códigos.

Bajo Ukusa comparten casi todo y nunca señalan como objetivos a ciudadanos de uno u otro país sin permiso.
Un documento filtrado por el exanalista de la NSA Edward Snowden revela que la colaboración en el club alcanza a información compartida por otros países fuera del club, conocidos como «terceros».

Así, un acuerdo entre la NSA e Israel publicado por el diario The Guardian señala que el país hebreo «reconoce el acuerdo de la NSA con Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Reino Unido que requiere proteger la información relacionada con individuos de esos países usando procedimientos de salvaguarda similares a los empleados para estadounidenses».

De alguna manera, el propio caso de Edward Snowden muestra lo estrecha que es la alianza. Es estadounidense, pero tuvo acceso a miles de documentos de la inteligencia británica. Y por tanto, el Gchq, de una extraña manera, fue víctima de la intimidad en el club.

Pero dado que la NSA es su mayor y más importante socio, los británicos tendrán cuidado en no quejarse demasiado.

Solo porque un país no está en el club, no implica que no pueda haber cooperación.

Los estadounidenses defienden que recopilan tantos datos sobre llamadas telefónicas en Europa porque buscan sospechosos de estar implicados en complots terroristas y comparten lo que descubren con organismos de inteligencia nacionales.

«Si los franceses supieran exactamente de qué se trataba, aplaudirían y abrirían botellas de champán. Es algo bueno, los mantiene seguros. Da seguridad a EE.UU. y también a los aliados europeos», le dijo a CNN el congresista Mike Rogers, presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

¿Se ampliará el club?

Ahora bien, mientras todo esto puede explicar una parte del espionaje, no sirve para justificar las escuchas telefónicas a la canciller alemana, Ángela Merkel, o los micrófonos ocultos en las oficinas de la Unión Europea.

Eso parece más bien el tradicional espionaje estado a estado y es lo que más irrita a los europeos, aunque de puertas para fuera hagan más ruido con la recolección de datos en llamadas a sus ciudadanos.

Alemania y Francia pueden buscar acuerdos para poner fin a estas prácticas. Pero una cuestión interesante es hasta qué punto realmente quieren un pacto de no espionaje como el que tienen los británicos e incluso entrar en el club, o algo similar.

Sin embargo, hay una regla general de la inteligencia que dice que cuanto más se comparte un secreto, menos secreto es.

Y esa es una razón para ser escéptico con lo de compartir mucha inteligencia con toda la Unión Europea, los secretos pueden no ser secretos entre los 28.

¿Podría algo así ser posible con algunos de los países de la Unión Europea? Hay oficiales de inteligencia británica que se cree que apoyan el profundizar las relaciones con algunos aliados europeos, aunque hacerlos miembros plenos del «Club de los cinco ojos» es ya otra cosa.

Pero, ante la más que probable posibilidad de que aparezcan más revelaciones comprometedoras, la forma en que funciona el club va a tener que cambiar.

Los estadounidenses defienden que recopilan tantos datos sobre llamadas telefónicas en Europa porque buscan sospechosos de estar implicados en complots terroristas y comparten lo que descubren con organismos de inteligencia nacionales.

Nada más empezar la Guerra Fría, surgen el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno Británico (Gchq, por sus siglas en inglés) y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA). Ambas comienzan una cooperación extremadamente estrecha, el corazón de lo que se ha conocido siempre como la «relación especial».

1069 principales tmb%205

1069 principales tmb%206

1069 principales tmb%207

1069 principales tmb%208

1069 principales tmb%209

Los miembros del «Club de los cinco ojos» mantienen el pacto de no espiarse entre sí. De izquierda a derecha: Barack Obama, presidente de Estados Unidos; James Cameron, primer ministro británico; Tony Abbott, primer ministro de Australia; Stephen Harper, primer ministro de Canadá y John Key, primer ministro neozelandés.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente