El apoyo a la monarquía española sigue cayendo

1134 tmb otras (1)
8 de enero, 2014 - 1:20 pm
Redacción Diario Qué Pasa

1134 tmb otras%20%281%29

Por primera vez no pasa del 50 el porcentaje que respalda a la monarquía como forma de Estado. El 66% tiene buena o muy buena opinión del Príncipe. El 57% cree que el príncipe Felipe podrá recuperar el prestigio de la Corona.

Por tercer y consecutivo annus horribilis, se agranda la brecha entre los españoles y su Monarquía.

En estos últimos 12 meses, el apoyo al reinado de don Juan Carlos ha bajado nueve puntos (solo cuenta con el 41,3%), mientras que ha subido 17 puntos el porcentaje de españoles que piden su abdicación (62%). De igual forma, la institución monárquica perdió cinco puntos de apoyo, hasta situarse en el 49,9%.

Esta tercera encuesta consecutiva de Sigma Dos para El Mundo, la más larga y detallada, con 15 preguntas, fue realizada entre el 28 y el 31 de diciembre de 2013, apenas tres días después del primer discurso regeneracionista del Rey. Su compromiso de continuar con «ejemplaridad y transparencia» no parece haber surtido el efecto deseado, a juzgar por estos datos.

Además de mostrarse partidaria de su abdicación, la mayoría (56,2%) tiene una visión regular, mala o muy mala de este reinado. Y lo que es peor: el 69,4% piensa que don Juan Carlos no será capaz de recuperar el prestigio perdido de la Corona.

Estos resultados no resultan novedosos para Zarzuela, que dispone de encuestas quincenales. Desde la Casa del Rey se ven incluso con cierto optimismo: el desafecto se está convirtiendo en crónico y no se ha producido un bajón súbito, como en 2012.

En los primeros tres meses de 2012 había una vinculación personal clarísima con la institución: el 76% tenía una visión positiva del Rey; el 70%, del Príncipe, y el 60%, de la monarquía. Mejor imposible. Los españoles veían en don Juan Carlos un símbolo de estabilidad.

Luego vino Botsuana. El sábado 14 de abril de 2012, los españoles se despertaron con la noticia de que el monarca había sido operado de urgencia tras ser trasladado desde África, donde se había caído durante una cacería de elefantes.

La desilusión fue múltiple. Se descubrió a un monarca que ejercía gustos de millonario, mientras el país vivía a un brinco del hundimiento económico. Se comprobó, además que lo hacía a espaldas de los ciudadanos. A eso se sumó que viajaba sin la Reina.

Los españoles albergan pocas ilusiones

Pidió disculpas públicas, pero su popularidad se despeñó hasta hoy. En apenas unos días cayó 26 puntos. Pocos creen ya que se pueda volver a los días pre-Botsuana. En esta encuesta se comprueba que los españoles albergan pocas ilusiones respecto a don Juan Carlos.

Tras esa brusca caída del termómetro nacional, vinieron cinco operaciones quirúrgicas en año y medio. La última, el pasado noviembre.

Pero sí llamativo resulta que solo un 41,3% mantenga una visión buena o muy buena del Rey, devastadora para la institución es la opinión de los más jóvenes. El 78,5% de las personas que tienen entre 18 y 29 años se muestran a favor de la abdicación de don Juan Carlos. Sobre todo los votantes de IU, UPyD y Psoe y, en menor medida, los del PP.

Este último año ha traído también como novedad un cambio entre los socialistas. Ahora, los seguidores del Psoe se muestran divididos casi en partes iguales sobre el modelo de Estado. Son mayoría sin embargo (77,7%), los votantes del PP que se declaran a favor de la monarquía. En general, son ya solo seis famélicos puntos los que separan a los monárquicos de los republicanos. En dos años, los primeros han bajado 11 puntos.

La Reina y el Príncipe salvan la monarquía

No todo es negativo para la institución. La reina Sofía y el príncipe Felipe son el imán que mantiene a flote la monarquía. Los dos prácticamente iguales: la madre con un 67% y el hijo, con un 66,4%. Con respecto al año pasado, ambos ganan cinco puntos. También comparten el cumplimiento escrupuloso de sus obligaciones y la ausencia de escándalos en su vida privada.

El 56,6% de los encuestados cree además que, a diferencia de su padre, el Príncipe sí va a poder restaurar el prestigio perdido una vez más por la dinastía borbónica en España.

Del mismo modo, son mayoría (73,3%) los que valoran positivamente «la cada vez más frecuente presencia del Príncipe en sustitución del Rey en encuentros con autoridades».

El pasado 12 de octubre, por primera vez en la historia, don Felipe sustituyó a don Juan Carlos en el desfile de la fiesta nacional. También tuvo que acudir a la Cumbre Iberoamericana de Panamá, aunque sólo estuvo en los aledaños. Desde Zarzuela se destaca que el Príncipe «ha ocupado el vacío dejado por el Rey» ausente por sus problemas de salud. La irrupción del doctor Miguel Cabanela, de la Clínica Mayo de Estados Unidos, ha puesto fin en un principio a los problemas médicos.

También mantiene la Casa del Rey que esta situación adversa para la institución tendría que revertirse este año, cuando por fin la monarquía podrá disponer de un tiempo limpio de problemas, sin operaciones ni tribunales.
Los próximos 12 meses se adivinan así cruciales para la atormentada Corona española.

Doña Letizia baja otro punto

Junto a su suegro, doña Letizia no se mueve de la retaguardia del «núcleo duro» de La Zarzuela. La Princesa de Asturias ha bajado incluso un punto con respecto a la encuesta del año pasado. Ahora se sitúa en un nivel de aprobación de apenas el 50,1%. Para el 43,6% de los españoles, la futura Reina de España suspende. ¿Por qué? Letizia Ortiz Rocasolano, la experiodista divorciada que hace 10 años contrajo matrimonio con el príncipe Felipe, no ha hecho nada abiertamente escandaloso ni ha realizado acciones que hayan ido en claro detrimento de la institución. No obstante, se ha granjeado la antipatía de casi la mitad de los españoles debido, aparentemente, a su apariencia física. Desde que se operó y cambió de cara, los españoles perciben en ella una actitud más distante y fría. No han ayudado los rumores acerca de su distanciamiento del Príncipe y de sus salidas con sus amigas de siempre, así como acusaciones de familiares en publicaciones «pirata». Tampoco contribuyen a su popularidad su extrema delgadez y su afán de perfeccionismo, que incrementan el hieratismo que parece rodear a su persona. La prensa del corazón alimenta este «frente anti-Letizia», que parece tener más de emocional que de racional. Por ello, según Zarzuela, estos insistentes rumores sobre la Princesa no son más que «leyendas urbanas».

1134 tmb otras%20%282%29

En estos últimos 12 meses, el apoyo al reinado de don Juan Carlos ha bajado nueve puntos (solo cuenta con el 41,3%), mientras que ha subido 17 puntos el porcentaje de españoles que piden su abdicación (62%) en favor de su hijo, el príncipe Felipe.

1134 tmb otras%20%283%29

Fotos: Agencias

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente