Previo a una histórica votación en la Cámara de Representantes,

Donald Trump, a un paso de ser el tercer presidente sometido a un juicio político en EE.UU.

donald trump
18 de diciembre, 2019 - 3:44 pm
Agencia

El debate ha arrancado formalmente este mediodía, hora local, donde los congresistas aún no han votado sobre los dos “artículos del ‘impeachment'” que acusan al presidente Donald Trump de abuso de poder y obstrucción al Congreso, y que de aprobarse finalmente como estaba previsto, trasladará el debate al Senado, 

EE.UU– Recen por mí“.Donald Trump arranca este miércoles la jornada pidiendo a sus millones de simpatizantes que rezaran por él, horas antes del inicio de un debate en el Capitolio previo a una histórica votación en la Cámara de Representantes, donde los congresistas debían aprobar si se somete al presidente de Estados Unidos a un juicio político que podría llevar finalmente a su destitución por el escándalo conocido como ‘Ucraniagate’.

El debate ha arrancado formalmente este mediodía, hora local, donde los congresistas aún no han votado sobre los dos “artículos del ‘impeachment'” que acusan al presidente de abuso de poder y obstrucción al Congreso, y que de aprobarse finalmente como estaba previsto, trasladará el debate al Senado, donde las opciones de salir adelante el juicio político a Trump son nulas.

Algunos se han referido a esta jornada histórica en el Capitolio como un momento decisivo” para la democracia estadounidense. “Es un hecho que el presidente es una amenaza para nuestra seguridad nacional e integridad de nuestras elecciones, los pilares de nuestra democracia”, ha dicho Nancy Pelosi, quien ha lamentado que este jornada será recordada como un día “triste” en los libros de Historia.

 La oposición demócrata, que tiene mayoría en esta Cámara pero no en el Senado, ha defendido durante el debate sus argumentos a favor de celebrar el que será el tercer juicio político de la Historia contra un presidente, alegando que Trump retuvo ayuda militar a un país extranjero aprobada por el Congreso a cambio de obtener favores políticos personales, con el único objetivo de interferir en las elecciones de 2020.

Otros congresistas salieron a defender con uñas y dientes al presidente e insistieron en que el intento de juicio político está basado en “rumores, especulaciones y presunciones” y que, por tanto, no debería celebrarse. “No voy a votar [en contra] obligado por mi partido, sino convencido de que es lo correcto. Es posible defender al presidente y a la Constitución al mismo tiempo y eso es lo que voy a hacer”, ha afirmado el republicano Tom Cole.

Mientras los congresistas debaten en el interior de la Cámara de Representantes, cientos de personas se han acercado hasta las puertas del Capitolio para mostrar su respaldo al juicio político, en una mañana de temperaturas gélidas en la capital estadounidense, donde los ánimos están más bien caldeados con decenas de pancartas en las que se podían leer mensajes como “Trump no está por encima de la ley”, “criminal en jefe” o “‘fake president'”.

Un apoyo que se ha visto también en otras grandes ciudades como Nueva York o Chicago pero que no trasciende en las encuestas. El índice de aprobación de Donald Trump ha subido seis puntos desde que los demócratas empezaron el proceso en su contra hace tres meses y se sitúa ahora en el 45%, según un nuevo estudio de la consultora Gallup que revela también que el rechazo al juicio político ha seguido subiendo hasta el 51%.

Con sus 233 representantes en la Cámara Baja, conformada por 431 escaños, los demócratas dan por descontado que la votación saldrá adelante, ya que sólo son necesarios 216 votos para trasladar el ‘impeachment’ al Senado, donde los republicanos tienen el control. Por eso, las opciones de prosperar el juicio político son nulas, ya que en la Cámara Alta son necesarios dos tercios de los 100 senadores para destituir al presidente.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente