Demuelen mansión de Noriega, símbolo del poder y ocaso del exdictador panameño

10 de enero, 2014 - 3:14 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

Ciudad de Panamá– Las mansiones del exdictador panameño Manuel Antonio Noriega y de su hija Sandra, símbolos de un régimen de poder absoluto venido a ruinas, comenzaron a ser demolidas este jueves por orden del Gobierno, que las considera criaderos de mosquitos y guarida de ladrones.

Una pala mecánica derribaba los techos y las paredes de lo que alguna vez fueron lujosas mansiones, ubicadas una al lado de la otra en Altos del Golf, un exclusivo residencial ubicado 10 km al sureste de la capital, donde viven el mandatario Ricardo Martinelli y varios expresidentes.

Mientras los trabajadores del Ministerio de Obras Públicas cargaban los escombros en camiones volquetes, decenas de curiosos se aglomeraban junto a la verja del portón principal para observar de lejos, pues la casa está rodeada de un alto muro que custodian agentes policiales, constató un periodista de la AFP.

“Esto era un foco de criaderos de mosquitos y cueva de ladrones. La parte frontal de la casa ya fue demolida, las labores durarán varios días”, argumentó Jaime Cohen, asesor del despacho superior de la Presidencia y subdirector de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD).

La orden de demolición fue dada por el propio Martinelli, quien argumentó que las casas serían “demolidas, porque son criaderos de mosquitos”, en momentos en que el país padece una epidemia de dengue, con seis muertos y unos 3.300 casos.

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente