Las autoridades explicaron que todavía no se ha registrado ningún incendio

Bolivia declaró alertas por alza de temperaturas y vientos

Captura de pantalla 2023 03 16 a las 2.02.07 p. m.
12 de junio, 2024 - 3:25 pm
Agencias

Entre julio y noviembre de 2023, más de 3,3 millones de hectáreas de zonas boscosas, matorrales y pasturas secas se quemaron en al menos 160 incendios forestales registrados en Bolivia 

 

Bolivia registra 2.863 focos de calor debido a los ‘chaqueos’ o quemas agrícolas y declaró «alerta naranja» en algunos departamentos por el incremento de las temperaturas y vientos, informó este miércoles el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes.

El viceministro detalló que los focos de calor se sitúan mayoritariamente en los departamentos de Santa Cruz (2.315), Beni (417), La Paz (49), Cochabamba (42) y Tarija (16).

Lea También: Marzo fue el décimo mes consecutivo con récord de calor

Calvimontes explicó que «en este momento no se registra ningún incendio (forestal)» ya que el que se reportó hace unos días en la frontera con Brasil «ha sido completamente sofocado».

Sin embargo, señaló que se recibió un reporte «extraoficial» de un nuevo fuego que presuntamente también ingresó desde Brasil, por lo que se espera para más adelante un reporte que confirme esa situación.

Asimismo, rige la declaración de alerta naranja por el incremento de temperaturas que podría ser hasta de dos grados en la región oriental de Santa Cruz y en las amazónicas de Beni y Pando, mientras que también existe una advertencia por los vientos que alcanzarán los 90 kilómetros por hora.

Calvimontes dijo que se aplica un plan estatal «regionalizado» de prevención contra los incendios diseñado entre los sectores sociales y empresariales para la adecuada utilización de fuegos.

La época de ‘chaqueos’ o quemas controladas para la preparación de los terrenos agrícolas para la siembra o su habilitación para la ganadería comienza a medio año y se extiende por varios meses.

Entre julio y noviembre de 2023, más de 3,3 millones de hectáreas de zonas boscosas, matorrales y pasturas secas se quemaron en al menos 160 incendios forestales registrados en el país.

También durante algunas semanas el humo de los incendios afectó a las principales de ciudades de Bolivia como Santa Cruz, La Paz y Cochabamba, por lo que se aplicaron algunas medidas de protección contra la contaminación.

El año con mayores daños fue 2019, con 5.305.512 hectáreas quemadas, mientras que en 2022 la superficie dañada fue de 4.466.540 hectáreas.

Indígenas, ambientalistas y políticos opositores han pedido varias veces que el Gobierno de Luis Arce anule las normas que desde hace algunos años autorizan los ‘chaqueos’.

NOTICIAS SUGERIDAS

Comente