Barack y Raúl: llegaron los business a Cuba… con Google incluido

1908 principal 01
22 de marzo, 2016 - 1:58 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

Foto: Agencias

En la foto, aunque parezca increíble en vida de Fidel, se puede apreciar a las tropas cubanas  rindiendo honores al presidente Barack Obama en uno de los actos oficiales con ocasión de esta visita histórica.

Cuba —
El presidente Barack Obama dijo ayer al gobernante cubano Raúl Castro que para acelerar el levantamiento del embargo comercial contra Cuba deben verse resultados concretos a los cambios en la política entre los dos países y mejoras en los asuntos de derechos humanos, un asunto que ambos mandatarios discutieron «de manera extensa» durante una reunión bilateral que ambos sostuvieron en La Habana.

«Las personas todavía están preocupadas por la cuestión de los derechos humanos en Cuba», dijo el mandatario durante una conferencia conjunta con Castro en el Palacio de la Revolución.

Castro, por su parte, ripostó que la normalización de relaciones entre los dos países no puede avanzar más a menos que Estados Unidos desmantele por completo el embargo y devuelva la base naval estadounidense en la base militar de Guantánamo.

Luego de salir del Palacio de la Revolución Obama se dirigió a La Cervecería del Puerto, donde se reunió con «cuentapropistas» para hablar sobre el creciente espíritu empresarial en la isla.

Después de un descanso en la residencia del funcionario a cargo de la embajada, Obama regresó al Palacio de la Revolución, acompañado de su esposa Michelle, para asistir a una cena de estado que le ofreció Castro.

En el marco de las declaraciones ofrecidas por los mandatarios se afianzaron los acuerdos de cooperación en materia de salud para la lucha contra el cáncer, así como a la lucha contra el zika, entre otras cosas.

Barack Obama

«Es un nuevo día…, Hace medio siglo esta visita hubiera sido inimaginable».

«El futuro del pueblo cubano será decidido por los cubanos, no por nadie más», dice Obama. «Al mismo tiempo, como en otros países del mundo, Estados Unidos defiende el derecho de los ciudadanos a elegir a sus propios líderes.

«Reestablecer nuestras relaciones diplomáticas significa en gran parte mantener esta conversación sobre derechos humanos, (…) Pero aún así compartimos la creencia de que podemos progresar aún más».

«Estoy aquí para mejorar las vidas de los cubanos y los estadounidenses».

«Creemos en la paz en Colombia».

El presidente se refirió al proceso de conversaciones de paz entre el gobierno colombiano y las FARC, llevadas a cabo en La Habana gracias a la iniciativa del mandatario cubano, algo que agradeció. «Confío en que si seguimos en este camino podremos traer un futuro mejor para el pueblo cubano y el estadounidense». «Hay décadas de profundas diferencias entre ambos países». «No veo Cuba como una amenaza para Estados Unidos y ambas naciones siguen separadas por importantes diferencias en materia de democracia, libertad de expresión o de religión».  «El objetivo de las discusiones sobre derechos humanos es asegurarnos que estamos teniendo una conversación honesta y que podemos aprender unos de otros». «Sinceramente, el Congreso de Estados Unidos no es tan productivo como a mí me gustaría, pero el hecho de que haya más de una treintena de legisladores en mi delegación es una buena señal». «El embargo va a terminar, lo que no puedo decir con seguridad es cuándo».

Raúl Castro

«Nos complace recibirle en la primera visita de un presidente estadounidense a nuestro país en 88 años». «Podríamos hacer aún más si se levantara el embargo».

«El presidente Obama ha demostrado su intención de terminar con las restricciones y sus acciones son positivas pero el Congreso estadounidense debe levantar definitivamente el embargo (…) El bloqueo es el obstáculo más importante para el desarrollo de nuestra economía y el bienestar de los ciudadanos cubanos».

De igual manera, Castro reveló que los dos mandatarios han conversado sobre la situación en Venezuela  y el proceso de paz en Colombia. «Tenemos opiniones distintas en tantos asuntos, como la democracia, el ejercicio de las libertades, relaciones internacionales y modelos de justicia, pero somos defensores de los derechos humanos».

«Es inconcebible  que un gobierno no defienda y garantice el derecho a la salud, la educación, la alimentación o los derechos de los niños».

«Guantánamo fue ocupada ilegalmente y ya es tiempo que Estados Unidos devuelva su soberanía a Cuba».

«Defendemos el arte de la convivencia (…) Estados Unidos debe buscar vínculos que nos acerquen y no aquello que nos separa».
«Celebro que los dos países hayan dado el importante primer paso».

Un momento de tensión se vivió cuando Castro le pidió al periodista Jim Acosta que le diera una lista específica de quiénes son exactamente esos presos. «Si hay presos políticos, antes de la noche van a estar sueltos», contestó a la pregunta sobre los presos políticos en la isla.

Poco después el mandatario se preguntó: ¿Cuántos países cumplen con las 61 instrucciones internacionales sobre derechos humanos? Ninguno. Rechazó que se usen «los derechos humanos para la confrontación política».

Llueven negocios

– Google es la nueva gran noticia en Cuba. El gigante de internet va a desembarcar en la isla de la mano del presidente Barack Obama. «Google ha alcanzado un acuerdo para empezar a establecer más acceso Wifi y de banda ancha, un acceso necesario para que Cuba entre en el siglo XXI económicamente», explicó.

– La empresa de envíos de dinero Western Union Co dijo ayer que se expandirá en Cuba en forma gradual a fines del segundo trimestre. Las remesas podrán ser enviadas a miembros de la familia y otros cubanos para gastos familiares y apoyo personal para la actividad económica privada, afirmó la compañía.

Tributo

Obama inició sus actividades el lunes con un homenaje al prócer de la independencia de Cuba, José Martí, en la Plaza de la Revolución, un lugar que pocos hubieran imaginado apropiado para un mandatario estadounidense unos años atrás.

Antes de que una guardia de honor depositara la corona de flores a los pies de la escultura de mármol, se vio ondear la bandera y se escuchó el himno de Estados Unidos en la Plaza de la Revolución, donde se pudo ver a Obama con la icónica efigie del revolucionario Ernesto «Che» Guevara de fondo.

La corona de flores ofrecida por Obama en honor a Martí estaba conformada por rosas blancas, azules y rojas, los colores de las banderas de los dos países, con una cinta en la que se podía leer en inglés: «Del pueblo de los Estados Unidos».

Tras la ceremonia, Obama se saltó el protocolo para pedir a su equipo que le tomaran una foto con esa efigie del «Che» a su espalda, algo poco habitual es ese acto solemne, en el que le acompañó el vicepresidente del Consejo de Estado cubano, Salvador Valdés Mesa.

Tras la breve ceremonia de la ofrenda floral, el presidente visitó el interior del memorial José Martí (1853-1895), figura clave de la independencia de Cuba de los españoles e inspirador intelectual de la revolución, que vivió la mayor parte de su vida en los Estados Unidos.

«Es un gran honor rendirle homenaje a José Martí, que dio la vida por darle la independencia a su patria. Su pasión por la libertad y la autodeterminación viven en la gente de la Cuba de hoy››, escribió Obama en el libro de visitantes distinguidos del monumento.

En agenda

El mandatario estadounidense, quien llegó el domingo por la noche e hizo un recorrido por La Habana Vieja y se entrevistó con el cardenal Jaime Ortega, permanecerá en Cuba hasta hoy, día en que además de dar un discurso y reunirse con miembros de la disidencia cubana como José Daniel Ferrer, Miriam Celaya, Dagoberto Valdés, entre otros. También estará presente en un partido de béisbol entre un equipo de grandes ligas de Tampa y un seleccionado nacional.

Finalmente, Obama dirigirá un discurso oficial dirigido al pueblo de Cuba desde el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso para poner fin a su histórica visita.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente