Esta situación a generado reacciones igual de encendidas entre algunos mandatarios

Incendios en el Amazonia ¿Por qué después de tantos días aún no se reunieron los países miembros de Organización del Tratado de Cooperación Amazónica?

5d654c32e9180fb5728b4567
28 de agosto, 2019 - 4:41 pm
Karolay Ordoñez/Agencia

Las divergencias dentro de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA) parecieran haber retrasado las acciones de los gobiernos de la región para atender el problema.

Los incendios forestales que han golpeado a la Amazonia brasileña y boliviana han generado reacciones igual de encendidas entre algunos mandatarios a la hora de establecer acuerdos y medidas para afrontar el tema ambiental.

Luego de días de una emergencia causada por los miles de focos de fuego en zonas mayoritariamente deforestadas, ha surgido la necesidad de agrupar a los países que forman parte de la Amazonia para debatir y evaluar el “desastre ambiental” que padece la región.

La celebración de una reunión urgente entre los integrantes de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA), compuesta por ocho países, para atender la catástrofe ha causado una serie de tensiones que son un reflejo de las relaciones entre sus gobiernos.

En medio de esta situación, La Paz ha exhortado varias veces en los últimos días al encuentro de la OTCA, algunos presidentes han soslayado el tema, Venezuela ha sentado su posición sobre el aplazamiento de un eventual debate y Colombia y Perú propusieron un encuentro alternativo entre mandatarios.

Finalmente, este miércoles, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, confirmó que el próximo 6 de septiembre los jefes de Estado de los países de territorio amazónico, con excepción de Venezuela, se reunirán en Leticia (Colombia), para discutir sobre una política única de preservación y desarrollo de la región. Ante esta decisión, surgen preguntas: ¿por qué la reunión se celebrará tan tarde? ¿Por que se ha excluido a Venezuela si es un país amazónico?

¿Qué es la OTCA?

La OTCA es un organismo intergubernamental, creado en 1995, conformado por ocho países: Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela, “que incentiva el desarrollo sostenible y la inclusión social de la región”, según la información que aparece en su portal.

En 2002 se estableció la Secretaría Permanente, actualmente es ocupada por la abogada boliviana María Alexandra Moreira López, que se encarga de coordinar procedimientos como parte del Tratado de Cooperación Amazónica (TCA).

Esta organización amazónica surgió como consecuencia del TCA, firmado en 1978, para “promover el desarrollo en la Amazonia”, lograr “equilibrio entre el crecimiento económico y la preservación del medio ambiente” y facilitar la cooperación entre los países que comparten la cuenca amazónica, recoge su documento fundacional. Su superficie de acción abarca unos 7.590.083 km2.

En su primer parágrafo se explica que el consejo puede celebrar reuniones extraordinarias por iniciativa de cualquiera de los integrantes, con el apoyo de la mayoría.

Llamado de Bolivia

El canciller boliviano, Diego Pary, informó el pasado lunes que se activaría una reunión de cancilleres y ministros de Ambiente para que los países afectados por los incendios pudieran reunirse, ante la falta de consenso para un encuentro entre los miembros de la OTCA.

Pary lamentó que “por las diferencias políticas que hay en este momento en la región” no se hubiera “viabilizado” la reunión “a pesar de la insistencia de algunos Estados miembros”.

La Paz se ha comunicado con Brasil, Paraguay y Perú “para concertar una cita con el objetivo de evaluar el desastre ambiental que vive la región”. Hasta el lunes, solo faltaba Brasilia por confirmar.

Si bien esta ola de incendios, que ha causado incalculables daños y que ha sido catalogado como un “desastre ambiental”, se desarrolla desde hace unas semanas, la tensión política en la región amazónica es de data mayor.

En 2017, con la creación del Grupo de Lima —compuesto por cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA), a la que Venezuela no pertenece desde este año, por considerarla un organismo injerencista— desde su inicio ha desconocido los poderes e instituciones venezolanas, los procesos electorales y las autoridades gubernamentales. Además de su validación del diputado opositor Juan Guaidó como “presidente encargado” y su respaldo a las sanciones para deponer a Maduro.

Las peticiones de Evo Morales

El presidente boliviano, Evo Morales, también ha advertido varias veces sobre la necesidad de un encuentro entre los países que comparten la Amazonia.

En sus alocuciones ha ratificado las convocatorias a realizar un “encuentro a la brevedad” entre los países de la OTCA para “coordinar acciones inmediatas y planes de largo plazo”.

De igual manera, ha dicho que “es complejo” convocar a un debate en estos momentos, “justamente por la confrontación que existe desde la perspectiva político ideológica”.

 

“Problemas ideológicos”

Ya el viernes pasado, Morales había solicitado la reunión de cancilleres de “urgencia y emergencia” para “debatir profundamente”, “enfrentar la coyuntura” y “prepararnos para el futuro para cuidar nuestra Amazonia y biodiversidad”.

“He pedido al canciller hace dos días que contactasen, y la información que recibí de algunos gobiernos es que por culpa de Venezuela no podemos convocar”, aseveró el mandatario en un discurso durante el 119 aniversario de la escuela de sargentos.

Además, el presidente mostró su deseo de que los miembros de este tratado convoquen una reunión pronto para debatir el tema de los incendios. “No podemos ser mezquinos por problemas ideológicos”, añadió.

Morales ha catalogado el tema de los incendios como internacional y ha expresado que los 20 millones de dólares que pretende destinar el G-7 son insuficientes debido a que existe corresponsabilidad entre los países para combatir el calentamiento global, según el ‘Acuerdo de París’ firmado como parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. “Lo más urgente no es solo para Bolivia, saben cómo está Brasil, cómo esta Paraguay. Tienen la obligación de trabajar conjuntamente”.

 

Reacción de Venezuela

El sábado pasado, la Cancillería venezolana emitió un comunicado donde denunciaba la “insólita” posición de algunos países amazónicos, pertenecientes al Grupo de Lima, que se opusieron “por razones ideológicas” a participar en una reunión de emergencia de OTCA para “evaluar y coordinar decisiones y medidas concretas en conjunto ante los graves incendios que afectan la Amazonia”.

En el texto, Caracas exhorta a los cancilleres a deponer “su conducta indolente, inconsciente y antiecológica” y que cumplan con los compromisos adquiridos por sus Estados con la organización amazónica.

¿Qué ha dicho Bolsonaro?

La mayor atención mediática se la ha llevado la polémica entre el mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, y su homólogo francés, Emmanuel Macron. Sin embargo, el planteamiento de una reunión con sus pares de la región ha surgido cuando los incendios ya han recorrido miles de kilómetros en la Amazonia brasileña.

Este miércoles arribó a Brasil el presidente chileno, Sebastián Piñera, quien días atrás les había ofrecido ayuda a los mandatarios brasileño y boliviano para combatir los incendios.

Bolsonaro afirmó que los países sudamericanos se reunirán para determinar una política común en defensa de la Amazonía, un día después de que los presidente de Colombia y Perú fijaran la fecha para un encuentro urgente de jefes de Estado.

En la jornada pasada, el derechista recibió el espaldarazo del presidente estadounidense, Donald Trump, a través de un tuit donde lo felicitaba y le decía que estaba “trabajando muy duro” frente a la emergencia, a pesar de que los medios cuestionaron su tardanza de casi 20 días para el envío de las Fuerzas Armadas a los sitios afectados para participar en la sofocación de las llamas.

Anteriormente solo se había referido a la conversación sostenida con el presidente colombiano, Iván Duque, sobre “un plan conjunto, entre la mayoría de los países que integran la Amazonía”, sin haber hecho mención a la OTCA.

Un poco hacia atrás

El hilo de declaraciones de Bolsonaro comenzó en su campaña electoral, cuando prometió explotar el potencial económico de la rica zona biodiversa. Así siguió al asumir la Presidencia y firmar un decreto que le otorgó al Ministerio de Agricultura la potestad de demarcar tierras indígenas, lo que fue denunciado por estas comunidades como el inicio de la deforestación y de asesinatos de líderes sociales en sus territorios.

Los datos del Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (Inpe) arrojaron que la deforestación acabó con 2.254 kilómetros cuadrados de la Amazonia brasileña solo el pasado mes de julio, un 278 % más que los 596,6 kilómetros cuadrados del mismo mes de 2018. Un mes antes, el organismo había afirmado en un informe cuestionado por Bolsonaro que 920 kilómetros de bosque habían sido destruidos por la misma causa.

Bolsonaro afirmó a principios de agosto que no necesitaba el dinero de Alemania y Noruega, que se negaron a aportar recursos para la Amazonia, ante la información que manejaban sobre el incumplimiento de sus compromisos en la conservación de la zona.

Además, el mandatario culpó a las organizaciones no gubernamentales de causar los incendios en la Amazonia, para “provocar al Ejecutivo” por retirarles sus fondos y aseveró que trabajaba para controlar el fuego, situación que ocurrió 20 días después de que se reportaran los mayores incidentes.

Perú y Colombia

En medio de esta situación, el presidente de Colombia, Iván Duque, celebró la ‘V Reunión Binacional’ con su par peruano, Martín Vizcarra, en la que firmaron una declaración conjunta donde acordaron convocar una reunión de ‘Jefes de Estado y de Gobierno de la región Amazónica’, que se llevará a cabo en Leticia (Colombia), el próximo 6 de septiembre.

En el encuentro del pasado martes, realizado en la ciudad peruana de Pucallpa, en la región amazónica de ese país, ambos hablaron sobre “la urgente necesidad de coordinar acciones para prevenir daños en la Amazonia”.
Un tramo de la selva amazónica se quema cuando es talado por madereros y agricultores en Porto Velho, Brasil, 24 de agosto de 2019. / Reuters

Duque aseveró que “si bien existen instrumentos de cooperación como la OTCA”, se debe “levantar la voz a nivel presidencial”.

Esta aclaración la hizo luego del cuestionamiento de la prensa, tras una alocución el pasado domingo, donde planteó la obligación de establecer un “pacto de conservación”, a pesar de la existencia de la OTAC y de un ‘Tratado de Cooperación Amazónica Colombo-Peruano’, suscrito en 1979.

Días antes de este encuentro, la bancada del partido peruano de izquierda Nuevo Perú, pidió a la Cancillería que ese país convocara a una reunión de la OCTA para “tomar medidas urgentes frente a los catastróficos incendios en la Amazonia”.

 

Foto: Agencia

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente