Tras reunión con líderes demócratas del Congreso

Trump asegura estar listo para una larga pulseada con los demócratas

unnamed
5 de enero, 2019 - 10:18 am
Agencia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este viernes que está “preparado” para que la parálisis presupuestaria que se extiende desde el 22 de diciembre dure más de un año, tras una reunión con los líderes demócratas del Congreso para intentar forjar un acuerdo.

 

Trump confirmó las declaraciones que realizó a la salida el líder demócrata Chuck Schumer, que dijo que el presidente habría afirmado en la reunión que el cierre podría durar mucho tiempo, meses e incluso años, destacó AFP.

 

“Sí, yo dije eso”, indicó Trump. “No creo que pase, pero estoy preparado”, precisó.

 

Después del jueves con la inauguración del nuevo Congreso, Estados Unidos entró en un nuevo ciclo electoral, en el que los republicanos siguen dominando el Senado pero los demócratas recuperaron la Cámara de Representantes, con Nancy Pelosi como la principal portavoz de la oposición.

 

En el centro de la pugna está la demanda del presidente de construir un muro en la frontera con México, que tiene un costo de más de 5.000 millones de dólares, a lo que los demócratas se oponen.

 

Las negociaciones sobre la parálisis del gobierno, un elemento de presión potente en la política estadounidense, también son una batalla por la comunicación, en la cual cada partido intenta responsabilizar al otro del cierre, que afecta a cerca de 800.000 funcionarios, que se ven obligados a estar en licencia sin sueldo.

 

El encuentro entre el presidente estadounidense y los líderes del Congreso fue tenso en un momento en que la parálisis presupuestaria del gobierno se extiende desde el 22 de diciembre.

 

“No vamos a construir un muro”, dijo Pelosi el jueves. “Un muro es una inmoralidad entre países. Es una forma de pensar antigua, no es rentable”, añadió, argumentando que el dinero estaría mejor invertido en tecnología de seguridad fronteriza como drones y cámaras, y en la contratación de más agentes fronterizos.

 

En los últimos días se esgrimió la posibilidad de que haya un acuerdo para regularizar la situación de los dreamers, los indocumentados llegados a Estados Unidos siendo niños acompañando a sus padres.

 

El expresidente Barack Obama lanzó un programa que protegía de la deportación y otorgaba permisos para trabajar y tener licencias de conducir para unos 700.000 jóvenes que se inscribieron en el programa.

 

Este programa denominado Acción Diferida para Llegadas en la Infancia (DACA) fue rescindido por Trump en septiembre de 2017 y desde entonces enfrenta una batalla en los tribunales, que probablemente termine en la Corte Suprema.

 

En una entrevista difundida el jueves en la noche por la cadena Fox News, el vicepresidente Mike Pence dijo que no habrá “ningún trato sin el muro”, pero el viernes emergían indicios de que el gobierno podría estar abierto a una negociación sobre los dreamers.

 

La batalla por el muro también está dando el tono de cómo serán los dos últimos años del gobierno para Trump, que después de haber iniciado su mandato sin oposición en el Congreso, ahora se enfrenta a una Cámara de Representantes que puede frustrar sus planes y que además tiene potestad de lanzar investigaciones.

 

Algunos de los nuevos legisladores que llegaron el jueves a Washington ya lanzaron llamados para iniciar un proceso de destitución contra Trump, pero hasta ahora Pelosi ha sido cauta y ha dicho que es contraria a activar este procedimiento.

 

Trump rechaza la posibilidad de que lo sometan a un impeachment y dijo que los demócratas sólo actúan porque saben que no pueden ganar las elecciones en 2020.

 

Comentó sobre el tema después de que una congresista demócrata de Michigan causó furor cuando prometió trabajar para someterlo a juicio político.

 

La representante Rashida Tlaib exclamó que los demócratas iban a “hacerle juicio político…”, señaló AP.

 

Según un video y publicaciones en Twitter, aparentemente hizo el comentario durante una fiesta organizada por el grupo liberal MoveOn.

 

Al preguntarle sobre el tema la mañana del viernes en una reunión de comité de los demócratas de la Cámara de Representantes, Tlaib sonrió y siguió caminando. A los pocos minutos tuiteó: “Siempre seré honesta con el poder”.

 

Lea también: Un grupo de congresistas demócratas está preparando el ‘impeachment’ en contra de Trump

 

Su vocero, Denzel McCampbell, dijo en un comunicado que Tlaib, una de las dos mujeres musulmanas en el Congreso, “fue elegida para estremecer a Washington” y no permanecerá callada.

 

“La congresista realmente cree que debe enfrentar juicio político. Se postuló y ganó al dejar esto muy claro para los votantes de su distrito”, dijo el vocero.

 

Trump se mostró ansioso por opinar en un intento de utilizar la amenaza del juicio político como una ventaja política.

 

“¿Cómo llevas a juicio político a un presidente que quizás ganó la mejor elección de todos los tiempos, no ha hecho nada malo” y ha tenido “los dos años más exitosos que cualquier otro presidente?”, tuiteó el viernes el mandatario, afirmando que es “el republicano más popular en la historia del partido”.

 

El representante de California Brad Sherman y el representante de Texas Al Green presentaron artículos de juicio político contra Trump el jueves, el primer día del nuevo Congreso.

 

Aunque muchos demócratas podrían estar a favor del impeachment, quienes lo exigen son más bien pocos. La mayoría de los legisladores demócratas hicieron campaña con temas comunes, como atención médica y desempleo, y prefieren mantenerlos al centro de la atención del partido.

 

 

 

Foto: Agencia

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente