Compra de Novagalicia por Banesco tiene mala pinta

1121 3 01
22 de diciembre, 2013 - 11:50 am
Redacción Diario Qué Pasa

1121 3

Foto: Agencias

Maracaibo — La subasta del 88,33% de Novagalicia Banco (NCG) terminó asombrando a más de uno, y originando suspicacias por la cifra monetaria exorbitante que ofreció Banesco para quedarse con el NCG.

Banesco, que se presentó bajo la marca del banco español que ya posee, Etcheverría, ganó la subasta ofreciendo 1.003 millones de euros por la entidad y por dos carteras de créditos fallidos que ascienden a 3.100 millones de euros.

La entidad bancaria venezolana superó la oferta de los magnos competidores Caixabank, Bbva y Santander. Pagará un 40% en el momento de formalizar la oferta y el 60% restante en plazos hasta el 2018, lo que automáticamente provoca la duda: ¿De dónde tanto «real» de un banco venezolano? ¿Tiene conocimiento la autoridad bancaria nacional al respecto? ¿Es lícito el origen de esos fondos? ¿En una sociedad con régimen cambiario controlado, de dónde provienen las divisas para tan descomunal negociación?

Suspicacia

En las calles venezolanas, los pobladores, clientes o no de la entidad, vociferan sus inquietudes alegando que en cualquier país la compra o venta de una entidad bancaria que involucra grandes montos de dinero es investigada para garantizar la transparencia del negocio, y así descartar cualquier estafa que pudiese ocultar tal movimiento.

Según diarios españoles, el gobierno ibérico ha inyectado 9.050 millones de euros para sanear Novagalicia, con lo que se recuperarían unos 1.000 millones, dejando la factura en 8.000 millones. Reseñan que se había calculado que el estado perdería 7.600 millones, por lo que ahora engordarán el déficit público en 400 millones más. De este dato surge otra interrogante, ¿por qué vender después de que España le inyectó 9.050 millones?

Banesco era uno de los favoritos de Alberto Núñez Feijoo, presidente de la Xunta, junto con el fondo Guggenheim. El político forzó la fusión de las antiguas entidades gallegas, Caixa Galicia y Novacaixa, con lo que aparentemente provocó la quiebra del grupo resultante. Feijoo aseguraba que solo buscaba tener un gran banco gallego, pero creó un gigante inviable.

Los graves errores de gestión, sobre todo de José Luis Méndez, director general de Caixa Galicia, han resultado carísimos para los contribuyentes. Feijoo en sus declaraciones apostaba por los venezolanos porque mantendrán la sede en Galicia.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente