Banco Mundial corregirá cuestionado proyecto en Honduras

13 de enero, 2014 - 3:03 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Washington — La Corporación Financiera Internacional (IFC), rama del Banco Mundial consagrada al sector privado, afirmó que está tomando medidas para superar problemas en un proyecto de explotación de aceite de palma en Honduras a cargo de una empresa acusada de violaciones a los Derechos Humanos.

Luego de que una auditoría interna de la institución multilateral revelara el pasado viernes que la IFC financió un proyecto de la compañía estadounidense Dinant, acusada de asesinatos y expulsiones de campesinos, el organismo señaló que revisará lo actuado y puede llegar a anular el contrato con la firma.

Según el informe de la auditoría, la IFC aprobó en diciembre de 2008 una línea de crédito por 30 millones de dólares a Dinant para extender su producción de aceite de palma en el valle de Aguán (norte de Honduras).

La IFC «subestimó los riesgos relacionados a la seguridad y el conflicto de tierras asociados a la inversión en Dinant», indicó la Compliance Advisor Ombudsman (CAO, uno de los órganos de vigilancia interna del banco).

La CAO, que reporta directamente al presidente del Banco Mundial, criticó a la IFC por una «inadecuada» supervisión del proyecto.

Vale destacar que la región de Aguán, al norte de Honduras, vive desde hace más de cinco años un sangriento conflicto entre campesinos y terratenientes por posesión de tierras.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente