Yankees niegan complot

1090 Deportes otras (1).jpeg 01
21 de noviembre, 2013 - 2:54 pm
Redacción Diario Qué Pasa

1090 Deportes otras%20%281%29.jpeg

Foto: Agencias

El presidente de los Yankees de Nueva York, Randy Levine, testificó el martes en la audiencia sobre la apelación presentada por Álex Rodríguez contra su castigo y negó haber participado en un complot con las Grandes Ligas para suspender por 211 juegos al pelotero. En el décimo día de la audiencia, que comenzó en septiembre, Levine respondió una serie de preguntas planteadas por el abogado de Rodríguez, Joseph Tacopina, de acuerdo con una persona enterada del procedimiento. Esa persona habló a condición de permanecer anónima porque los procedimientos son confidenciales. La fuente dijo que Levine testificó durante 10 o 15 minutos y negó obtener algún beneficio personal por la suspensión de Rodríguez o por el hecho de que los Yankees, al evitar los pagos a su pelotero, cayeran por debajo del umbral en que se cobra a los equipos el llamado «impuesto al lujo». Rechazó también que se le fuera a pagar una comisión por el dinero que el equipo se ahorrara con el castigo.

Asimismo, Levine negó haber hablado de las medidas disciplinarias contra Rodríguez con el comisionado de las Grandes Ligas, Bud Selig. Desmintió también que haya dicho al cirujano de «A-Rod», Bryan Kelly o a otra persona que quería mantener al pelotero fuera de los diamantes. De acuerdo con la fuente, Levine dijo que quizás preguntó en broma, «¿él dejó las drogas?», cuando hablaba con Rodríguez sobre algún otro pelotero que no estaba teniendo un buen desempeño. Las audiencias se reanudaron el lunes en la sala del juez Fredric Horowitz, quien presidió el martes la décima sesión. Horowitz también atendió el caso entre el 30 de septiembre y el 3 de octubre, y del 15 al 18 de octubre.

Documentos robados

El lunes, un departamento de policía de Florida reabrió su pesquisa sobre el robo de documentos relacionados con la investigación de las mayores. Sandra Boonenberg, agente de la policía de Boca Ratón, dijo que la investigación se reabrió hace unas semanas a partir de datos surgidos de la demanda de Rodríguez contra la liga, a quien el jugador acusó de lanzarse a una «cacería de brujas». Boonenberg dio pocos detalles de la investigación abierta, pero dijo que los detectives tenían «numerosas pistas que están siguiendo». Los documentos fueron robados en marzo del auto de Porter Fischer, quien los había sacado de Biogénesis of América, la clínica donde se hacían tratamientos antienvejecimiento en la que trabajaba, actualmente cerrada.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente