Laurel Hubbard, nacida como Gavin, terminó su proceso de transición de hombre a mujer en 2013

Una atleta transgénero por primera vez en los Juegos Olímpicos

atleta transgénero
21 de junio, 2021 - 2:27 pm
Agencias

La halterófila neozelandesa Laurel Hubbard será la primera atleta transgénero en competir en unas Olimpiadas

Las autoridades neozelandesas confirmaron este lunes la participación de Laurel Hubbard, levantadora de pesas en el equipo de su país para los Juegos Olímpicos de Tokio en julio y agosto próximos. Un paso hacia más inclusión que también ha levantado controversia.

Laurel Hubbard, nacida como Gavin, terminó su proceso de transición de hombre a mujer en 2013.

Desde entonces la levantadora de pesas cumple con los requisitos internacionales para participar en las competiciones femeninas de halterofilia.

Lea también: Juegos Olímpicos en Tokio se realizarán a pesar de numerosas oposiciones

Concretamente, para poder competir en los Juegos Olímpicos de 2021 en Tokio, la neozelandesa de 43 años demostró que tiene una tasa de testosterona más baja que el límite establecido en 2015 por el Comité Olímpico Internacional para la participación de las personas transgénero (por debajo de 10 nanomoles por litro durante al menos 12 meses antes de la primera competición).

Como atleta mujer, Laurel Hubbard terminó segunda en el Mundial de 2017 y ganó el oro en los Juegos del Pacífico en 2019.

Hoy número 16 en el ranking mundial, tiene altas posibilidades de hacerse con una medalla en Tokio en la categoría «más de 87 kilos».

Una atleta transgénero: Una señal de inclusión

Su participación en las Olimpiadas es una primicia histórica.

Envía una fuerte señal contra las discriminaciones que sufren las personas transgénero en el deporte. Pero también levanta preguntas en cuanto a la equidad en las competiciones.

Algunas de sus rivales denuncian que Hubbard parte con ventaja por haber nacido y pasado la pubertad como hombre.

La pesista belga Anna Van Bellinghe aseguró por ejemplo que apoya a la comunidad transgénero y no rechaza la identidad de esta deportista pero considera que esta situación es «injusta para el deporte y para los deportistas».

¿Inequidad en el terreno?

El debate científico sobre las capacidades físicas que conservan las atletas transgénero en las competiciones femeninas, después de su transición, no está zanjado.

La terapia hormonal a la que muchas se someten suprimiría su ventaja en términos de resistencia, pero no tanto en materia de densidad ósea y muscular.

Es lo que explicó a la radio canadiense Radio Canadá la física médica Joanna Harper, también atleta transgénero en atletismo y que fue consejera para los Juegos Olímpicos de Río.

Resaltó también que podría tener un impacto diferente según los deportes.

«Reconocemos que la identidad de género en el deporte es una cuestión muy sensible y compleja que requiere un equilibrio entre los derechos humanos y la equidad en el terreno de juego», indicó por su parte el director general del Comité Olímpico de Nueva Zelanda, Kereyn Smith, al confirmar la participación de Laurel Hubbard en el equipo de su país para las Olimpiadas de 2021.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente