Los andaluces disputaron un magnífico encuentro para derrotar a los catalanes

Sevilla sorprende al Barcelona en la Copa del Rey al vencerlos por 2-0

sevilla
24 de enero, 2019 - 12:25 pm
Agencia

Con goles de Sarabia y Ben Yedder, el equipo de Machín superó a un descafeinado conjunto azulgrana.

España- El Sevilla se impuso al Barcelona en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey, con goles de Sarabia y Ben Yedder. La prioridad del Barcelona de Valverde no es la Copa del Rey. Así lo demostró el técnico azulgrana desde la alineación. Con Messi y Busquets en Barcelona y Suárez, Coutinho y Jordi Alba en el banquillo. No comenzó mal, en cualquier caso, el Barça. Controló el cuero y alejó al Sevilla de la portería de Cillessen. Pero el equipo de Machín, poco a poco, empezó a desmontar al Barça. Y, tras el paso por los vestuarios, el Sevilla impuso su ritmo. Sarabia marcó el primero después de un buen centro de Pomes que superó a Sergi Roberto por el ala izquierda. Aparecieron Suárez y Coutinho, pero no trajeron tranquilidad, al contrario, más vértigo. Ben Yedder firmó el segundo del Sevilla y dejó la eliminatoria encaminada para el cuadro andaluz que la semana que viene visita el Camp Nou.

Al Sevilla le alcanzó con un par de jugadas, punto final a sus pocos momentos de arrebato, para penalizar a un estrambótico Barça. El resultado fue al fin y al cabo la consecuencia de una jornada difícil de digerir desde el punto de vista del Barcelona y que pone en serio peligro la continuidad del campeón de Copa. Los sobresaltos fueron mayúsculos después de días de mucha quietud y hasta tedio en el Camp Nou. Apareció Bartomeu en Amsterdam con el contrato firmado de De Jong mientras Messi descansaba en su casa de Castelldefels, Luis Suárez calentaba banquillo en el Sánchez Pizjuán y Boateng debutaba con la misma camiseta con la que el día anterior se había presentado en el Camp Nou. No hubo rastro de ningún equipo azulgrana reconocible en Nervión. Sorprendió que un tipo serio como Valverde pusiera un once de broma.

Lea también: Sevilla-Barcelona y Real Madrid-Girona resaltan en cuartos de final de Copa del Rey

Aunque la ocasión invitaba a ir a por el encuentro y hasta a por la eliminatoria, el Sevilla se mostró inicialmente cauteloso, apesadumbrado por las tres últimas derrotas, sin chispa ni criterio por el desgaste de Banega y Sarabia. No parecía tener más argumento que Navas, Aguardaba su momento sin prisa y muy bien tapado alrededor de Soriano. No quería tomar ningún gol del Barça. Tampoco atacaba el Barcleona. Boateng se ofrecía como pivote, corría y apretaba, más de espaldas que de cara a la portería, sabedor de que se juega el sueldo en cada minuto que le conceda Valverde para que pueda descansar Luis Suárez.

Nadie hubiera dicho por la frialdad del Sevilla que la contienda se disputaba en el ferviente Pizjuán. A falta de nervio, el equipo se entregó el a Ben Yedder. A la salida de una falta, el delantero sentó a Piqué, quebró a Arthur y dejó pasar de largo a Sergi Roberto. No acertó a definir después de un surtido de regates porque su tiro salió desviado a la izquierda de Ter Stegen. Ben Yedder tampoco pudo superar después la salida de Cillessen. Ben Yedder desestabilizó al Barça. Arthur se dio un respiro y los azulgrana perdieron el balón, solo aliviados por un desmarque de Malcom. El brasileño falló el disparo después de sortear al portero previa asistencia de Arthur. Alcanzado el descanso, Valverde tenía el partido donde quería: 0-0. El técnico, sin embargo, tardó en cambiar y el Sevilla se animó con Sarabia.

El madrileño le puso un balón de gol a Amadou, torpe en el remate, y después cruzó a la red un centro desde la derecha de Promes. La vitalidad del Sevilla contrastaba con la parálisis del Barça, siempre vulnerable en los centros laterales, tanto da si se celebra LaLiga como la Copa. Necesitaba marcar el Barça y Valverde cambió a los delanteros: salieron Luis Suárez y Coutinho. Y el brasileño se equivocó doblemente: no atinó a poner la bola en los tres palos frente a Soriano y perdió tontamente un balón ante el área rival que acabó en la red de Cillessen después de una contra de manual rematada por Ben Yedder.

Ni las lesiones de Sarabia y Navas desanimaron al Pizjuán. Nada tuvo que decir el Barça, condenado de salida, sin juego ni futbolistas, ausente en Nervión. Jugó con fuego Valverde y la vuelta se anuncia tan extrema como la ida: una por defecto y otra por exceso, un paisaje favorable para el Sevilla.

Foto: Agencia

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente