Revendedores se rellenaron

1089 Deportes (4) 01
20 de noviembre, 2013 - 12:26 pm
Redacción Diario Qué Pasa

1089 Deportes%20%284%29

Foto: José A. González

En una sociedad de consumo, donde con tal de adquirir un bien o asistir a un evento, no importa cuánto tenga que pagarse para lograrlo, luce como inútil denunciar los casos de corrupción que aplican quienes se dedican a ese tipo de negocio.

Año tras año se viene denunciando a los revendedores que operan en los alrededores del estadio Luis Aparicio «El Grande», pero no hay manera de que la gerencia del equipo, y mucho menos, las autoridades policiales hallen la solución del problema. Está de más decir que los policías y la Guardia Nacional protegen descaradamente a estos revendedores, que realizan sus operaciones en sus propias narices y ellos lo que hacen el voltear la mirada hacia otro lado.

La estafa que cometen los revendedores llega hasta los niños, pues por igual una entrada para ellos costó lo mismo, trescientos bolívares (300), esto si tomamos en consideración que en el precio de los boletos no se especifica un precio para niños y eso solo se logra cuando el equipo está eliminado, entonces dos niños entran por el precio de uno y una que otra vez las damas y niños ingresan gratis. Lo hacen como una limosna de gratificación por haber ido a juegos anteriores.

Una aficionada, Carolina Urdaneta, ese fue el nombre que nos dio, llevó a su sobrino José Franco a presenciar el partido y se encontró con que a la hora en que llegó (8:30 de la mañana), ya en las taquillas no habían entradas al decir de los mismos taquilleros, entonces no le quedó otra alternativa que acudir a los revendedores quienes la desplumaron y el niño de apenas diez años, fue estafado de igual manera. No se sabe qué tipo de ley señala sanciones para quienes estafen a un niño.

Lo único cierto es que este año la gente se habituó a la presencia del revendedor y nadie se quejó. A nuestra informante la convencimos a duras penas aunque le aseguramos que con su sola denuncia no llegaríamos a ninguna parte, pero que de todas maneras establecemos la preocupación de QUÉ PASA cada año y esto también ocurre en las corridas de toros, los revendedores se apoderan del ambiente.

La consigna finalmente es esa, si quieren disfrutar de un espectáculo y no logró adquirir las entradas por los medios legales, pague lo que el revendedor les imponga, sino quédese en su casa.

Lo del equipo es vender

El equipo no puede hacer nada en contra de los revendedores porque lo de ellos es que la totalidad de las entradas se vendan, además Luis Rodolfo Machado declaró el año pasado que se implementaría un sistema computarizado para el control de la venta de entradas y que solo se haría de a tres por persona, pero nada de eso se hizo y por igual, los millones ingresaron a las arcas del equipo en el día más productivo para ellos como lo es el 18 de noviembre, cuando una pelota autografiada cuesta 150 bolívares y una cerveza 15.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente