Mariano espera que serie deje huella en los jóvenes

1200 A   AFP
18 de marzo, 2014 - 5:07 pm
Redacción Diario Qué Pasa

1200 A%20 %20AFP

Foto: AFP

Enclavado en una región montañosa conocida como el Cerro Patacón se encuentra el Estadio Rod Carew. Ahí, el excerrador Mariano Rivera, los Yankees y los Marlins pasaron el fin de semana como los estrellas en la denominada Serie de la Leyenda.

Aunque ambos equipos disputaron una corta serie de dos partidos ante la afición local, el impacto de esos juegos podría sentirse por décadas. «Sé que los jovencitos aquí tienen sueños», dijo Rivera. «Espero que tomen este fin de semana como una inyección, como algo que los motive aun más para seguir adelante y buscar el éxito».

Inimaginable

Este famoso parque de pelota en vía al Puente Centenario, mismo que fue sede de las eliminatorias para el Clásico Mundial de Béisbol el año pasado, nunca será el mismo otra vez. «Esto es algo que jamás hubiera imaginado, y sucedió en mi país», dijo Rodrigo Vigil, uno de los cinco prospectos panameños de los Marlins que hicieron el viaje para esta serie.

«Mi familia manejó por ocho horas para llegar aquí, porque nunca me habían visto con el uniforme de Miami. No hay manera de describir lo que esto significa para mi familia y todos los fanáticos que siguen el béisbol de Grandes Ligas en Panamá. Esto es algo grande».

Ha habido 53 peloteros de Grandes Ligas nacidos en Panamá desde que el pitcher Humberto Robinson hizo su debut con los Bravos de Milwaukee el 20 de abril de 1955. El antesalista Héctor López, quien se encuentra entre los más famosos, debutó en la «Gran Carpa» al mes siguiente con los Atléticos de Kansas City.

«Para mí, Héctor López es la fundación de este deporte», comentó Rivera. «Continuar la tradición de hombres como Héctor López, Rod Carew y otros peloteros panameños que han llegado a Grandes Ligas es un honor y un privilegio. Su valor para el béisbol panameño es incalculable».

Papeleo

Panamá también cuenta con una liga profesional de béisbol, la cual actualmente se encuentra en trámites para regresar a la Confederación del Caribe, organización que incluye a República Dominicana, México, Puerto Rico y Venezuela. Casi todos los juegos de campeonato de cualquier nivel han sido disputados en el Estadio Rod Carew desde su inauguración en 1999.

«En Panamá vamos mejorando poco a poco, y pueden ver como más peloteros panameños firman con organizaciones de Grandes Ligas», destacó Vigil. «Tenemos muchos torneos a nivel juvenil, y también competimos a nivel internacional. Espero que todo esto siga creciendo y que los jovencitos se mantengan alejados de las calles y las pandillas y se fijen en el béisbol». La Serie de la Leyenda marcó el regreso del béisbol de Grades Ligas a Panamá desde 1947, y la celebración no se hizo esperar.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente