En la era Sanvicente «Cenicienta» otra vez

15 de octubre, 2015 - 3:31 pm
Redacción Diario Qué Pasa

La Vinotinto no mostró fortaleza ni tenencia de pelota en el juego ante Brasil

Fotos: Agencias

El sueño de un país es ver a su selección nacional en un Mundial de fútbol, pero para los venezolanos que se ilusionan con ello, la posibilidad se torna cada vez más cuesta arriba. Las dos últimas actuaciones del equipo así lo dejan entrever.

 

La Vinotinto de Noel Sanvicente no consigue engranar sus piezas. En las dos derrotas de Venezuela —0-1 ante Paraguay en Cachamay y 1-3 ante Brasil en Castelao— en los primeros duelos premundialistas rumbo a Rusia 2018, el seleccionado patrio cometió errores infantiles, de vieja data, con enormes fallas en la defensa, sin tenencia de pelota y creación del área medular en adelante, esas fallas pesaron más ante Brasil, y fue lo que «Chita» pretendió evitar al alinear con Ronald Vargas y Alejandro «Lobo» Guerra que poco o anda hicieron ante los de Dunga, que a los 33 segundos de juego vacunaron a Alain Baroja, con un gol por intermedio de un potente remate de William, quien marcó la diana más tempranera en la historia de Eliminatorias de Conmebol.

¿Sin «Salo» no hay gol?

A esto agreguemos la inexistencia de Salomón Rondón y las ocasiones de gol, es decir la imposibilidad de que el artillero venezolano exhibiera su casta como el máximo referente patrio con olfato goleador. En ambos partidos el «Gladiador» no demostró sus ansias de hacer goles, no tocó el balón ni cerca del área chica, otra razón para asegurar que la falla ofensiva es alarmante, no se generó peligro en ataque. La Vinotinto simplemente no consigue su identidad de juego, se le olvidó jugar al buen fútbol, porque pese a las derrotas, pesa más el cómo se originan las mismas. La situación aterra, el ex DT del Zamora FC y del Caracas FC, equipos con los que se consagró en el balompié criollo hizo variaciones en el «11 titular» hasta de cuatro jugadores, más allá de la baja de Jeffren Suárez por lesión, «Chita» dejó ver que todavía no consigue acoplar su idea de fútbol a sus elegidos y su cara de frustración es inevitable luego de cada fatídico revés.

Lo redimible

Ante Brasil lo único rescatable fue el gol del honor de Christian Santos, quien en el partido ante Paraguay poco o nada hizo y salió a la media hora de juego. Pero ante Brasil, luego de dos cabezazos que fueron el centelleo más ‘claro’ de gol Vinotinto por parte de Santos, se produjo un cobro de tiro de esquina que Oswaldo Vizcarrondo cabeceó y el «19» empujó con el muslo frustrando las redes de Alisson. El delantero y goleador del NEC holandés marcó el único tanto de un jugador patrio en suelo carioca por partidos de Eliminatorias. Los pocos destellos de ‘fútbol’ se mostraron cuanto el capitán Tomás Rincón tenía el balón y fusionaba con Luisma Seijas además de las jugadas de pelota quieta, que por momentos inquietó a la «canarinha» y fue la vía del gol de descuento de los nuestros. El resto quedó para el olvido, un Brasil sin «jogo bonito» y sin su máxima estrella, Neymar, dominó a placer el juego y la Vinotinto escribió una amarga página que hace pensar que retomó su papel de «Cenicienta».

A remar contra las adversidades

«Chita» Sanvicente está al frente del peor arranque para un DT de la selección nacional. Luego de 15 juegos como timonel patrio arrastra consigo 10 descalabros, cuatro de ellos en partidos oficiales, cuatro triunfos, un empate, con 16 goles concebidos y 29 permitidos, superando —por mucho— a la era Páez y Farías en la misma cantidad de cotejos. En su debut, Richard Páez sumó cuatro victorias, tres paridades y ocho derrotas, con 15 dianas encajadas y 28 recibidas, mientras que César Farías, consiguió en su quincena de juegos al mando de la Vinotinto, media docena de victorias e igual número de derrotas, tres empates con 19 goles a favor y 20 en contra.

El paisaje para Venezuela se vislumbra pálido y gris para los venideros duelos rumbo a Rusia 2018. En la doble fecha de noviembre la Vinotinto visita el altiplano de La Paz para enfrentar a Bolivia, que acompaña a nuestra selección en el fondo de la tabla, para luego recibir en Cachamay a Ecuador, nada más y nada menos que con seis puntos en el saco, luego de vencer 2-0 a Argentina y a Bolivia para ser colíder de la clasificación junto con Uruguay.

Definitivamente «Chita» tendrá que tomarse más en serio su papel como seleccionador nacional y ajustar esas piezas que cada vez que saltan al gramado, lucen más desentonadas.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente