Emergen nuevos toreros en una España menos taurina

16 de diciembre, 2015 - 4:52 pm
Redacción Diario Qué Pasa



Foto: AFP

Deseoso de convertirse en torero, el joven Ángel Téllez recorre casi diariamente 70 km para ir a la escuela de tauromaquia de Madrid, donde empieza su sueño de ser figura de una fiesta, cuyo fin piden los defensores de los animales. «Mi figura es José Tomás», dice Téllez, de 17 años, a la AFP, antes de coger su muleta roja para dar unos pases en la escuela taurina más antigua de las 52 que existen en España y a la que acude desde Toledo.

Los jóvenes pasan más de 20 horas semanales aprendiendo a manejar el capote y la muleta, además de recibir clases de historia del toreo, sobre el toro y su morfología, o de educación física, entre otras. Algunos vienen de países como México o Colombia «en busca de esa formación como toreros», explica uno de los profesores, el exmatador Rafael de Julia.

Mientras los antitaurinos aseguran que el toreo es pura tortura animal, para sus defensores se trata de arte y defienden que el toro de lidia existe precisamente por la fiesta. «La extinción de la lidia supondría la extinción de una raza animal que ha creado el hombre por y para el toreo», a través de una selección de años, afirmaba el exitoso matador Julián López «El Juli», exalumno de la escuela madrileña.

Toros y política

La Fiesta se ha politizado, lamenta el Juli, y ciudades y regiones lideradas por coaliciones de izquierda han comenzado a oponerse abiertamente a la misma. El propio ayuntamiento de Madrid, gobernado desde mayo por una plataforma formada por miembros del partido de izquierda radical Podemos, ecologistas y ecolo-comunistas, ha decidido retirar la subvención municipal de 60 mil euros anuales de la escuela, dependiente de una empresa pública municipal, generando incertidumbre sobre el futuro de la escuela, defendida por el mundo del toro.

Cataluña prohibió en 2012 las corridas de toros y recientemente, el ayuntamiento de La Coruña (Galicia), gobernado por una plataforma ciudadana que incluye a Podemos, suspendió la feria taurina de la ciudad, mientras Mallorca se declaró isla antitaurina.»Tan sólo el 8% de los españoles reconoce acudir a las plazas» en un país de 47 millones de habitantes, dice Silvia Barquero, presidenta del partido animalista Pacma, que aboga por prohibir los espectáculos taurinos.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente