Deserción de los Gurriel tiro de gracia al béisbol

10 de febrero, 2016 - 2:19 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

Lo que comenzó con sendas informaciones de El Nuevo Herald y ESPN Digital se convirtió en confirmación cuando al periódico Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, no le quedó otra alternativa que corroborar la noticia

Las negociaciones entre la Major League Baseball (MLB) y Cuba acaban de sufrir un duro golpe, los hermanos Yulieski y Lourdes Gurriel Jr. abandonaron, la madrugada del lunes, la delegación cubana que participó en la Serie del Caribe que se efectuó en el estadio Quisqueya Juan Marichal, de Santo Domingo. Lo que comenzó con sendas informaciones de El Nuevo Herald y ESPN Digital se convirtió en confirmación cuando al periódico Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, no le quedó otra alternativa que corroborar la noticia. «En horas de la madrugada se produjo el abandono del hotel donde se encontraba el equipo cubano de béisbol que asistió a la edición 58 de la Serie del Caribe de Béisbol, en la República Dominicana, de los peloteros Yulieski y Lourdes Gurriel Castillo, en franca actitud de entrega a los mercaderes del béisbol rentado y profesional».

Yulieski es considerado el mejor pelotero cubano que permanecía jugando en la Isla y quizás, junto a Orlando «El Duque» Hernández y José Contreras, sea el pelotero con la carrera más consolidada que abandona la Isla en busca de un futuro en las Grandes Ligas. La noticia sorprendió a la mayoría debido al acercamiento de la MLB a Cuba, que incluyó una visita de buena voluntad a La Habana el pasado diciembre en la que se incluyeron José Abreu, Yasiel Puig, Brayan Peña y Alexei Ramírez, los tres primeros considerados desertores por salir de forma irregular de Cuba, que hizo suponer que un acuerdo estaba a punto de ser concretado. «La escapada de los hermanos Gurriel, si bien es sorpresiva, también para algunos era esperada pues ya el pasado año Yulieski protagonizó un escándalo negándose a representar a Cuba en los Juegos Panamericanos», apuntó el editor de las mayores.com Daniel Palacios.

Palacios coincidió en que ambos hermanos «tienen potencialidad para llegar a las Ligas Mayores en poco tiempo». Y agregó que «su abandono de la selección nacional muestra el nivel de desconfianza de los peloteros sobre el ritmo y las garantías que ofrecen las conversaciones MLB-Cuba». «(…) La acción de los Gurriel sugiere que las cosas no van tan rápido como muchos pensaban», apuntó otro analista que reside en Cuba. Para el colega de ESPN Daniel de Malas, «la noticia del abandono más que una sorpresa, es el tiro de gracia al sistema deportivo obsoleto de la Isla, incapaz de entender y asumir el cambio».

Descontentos con la directiva

En esa misma línea estuvo el escritor y periodista Carlos M. Álvarez, ganador de los premios Calendario en 2013 y Nuevas Plumas: «Yulieski y su hermano menor no abandonaron el equipo solo porque la MLB sea un destino tentador y justo para sus respectivos talentos, sino, sobre todo, por la horripilante gestión administrativa de los directivos del béisbol cubano y de los propios dirigentes del país. Y ellos deberían saberlo, no culpar a otros, y asumirse de una vez». «Ningún ejemplo lo explica mejor que el propio Yulieski, quien tuvo más paciencia de la que debió tener, regalándole años, calidad y pretextos a unos funcionarios que lo tomaban como conejillo de indias y bandera de sus eslóganes», explicó el asiduo colaborador de OnCuba, BBC y Univisión.

Refugiados en Haíti

Los hermanos Gourriel se encontrarían en Haití desde la mañana de este lunes y uno de ellos con residencia panameña, algo que le haría expeditas las negociaciones con los equipos de las Grandes Ligas, según un informe del diario miamense El Nuevo Herald.

Según el rotativo, Yulieski y Lourdes cruzaron la frontera haitiano-dominicana pocas horas después de escapar del hotel donde se hospedaba el equipo de Ciego de Ávila.

Yulieski, de 31 años de edad, posee residencia legal en Panamá, y ha recibido ofertas de varios equipos de Las Mayores con cifras que oscilan entre los 80 y los 100 millones de dólares. En el caso del menor de los Gourriel la presencia en tierras haitianas sería una oportunidad de obtener residencia en esa nación para luego resultar elegible a contrataciones por parte de las organizaciones de Grandes Ligas.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente