Clez condecoró a la Vinotinto

14 de octubre, 2015 - 5:03 pm
Redacción Diario Qué Pasa

El Clez reconoció en sesión solemne la labor de los destacados atletas zulianos con la selección de baloncesto en el Preolímpico de México

Fotos: Agencias

La Vinotinto de las alturas continúa sumando reconocimiento y condecoraciones a más de un mes de haber gestado una página historia para el baloncesto venezolano luego de clasificar a los Juegos Olímpicos de Río 2016 y haber levantado por primera vez el cetro de campeones del Preolímpico Fiba Américas proclamándose «Conquistadores de México».

En esta oportunidad el Consejo Legislativo del estado Zulia, Clez, condecoró a los zulianos Miguel Marriaga y David Cubillán y a Carmelo Cortez, presidente de la Federación Venezolana de Baloncesto, Orlando Estrada (jefe de delegación de los «Héroes de Portland» de 1992, y al entrenador del equipo patrio, Néstor «Che» García con la Orden al «Mérito Ciudadano o Ciudadana» en su Única Clase. La entrega del reconocimiento, que fue aprobada por unanimidad, se realizó ayer en sesión solemne en la sede del Clez. Los distinguidos atletas nacidos en la Tierra del Sol Amada, también recibieron la Orden Relámpago del Catatumbo en su primera clase de parte de la Gobernación Bolivariana del estado Zulia.

El «Che» expresó su agradecimiento por el distintivo: «Para mí es un honor que un estado tan importante como el Zulia reconozca nuestro logro. Estoy orgulloso, tuvimos el apoyo de todo un país y eso nos creó un compromiso enorme. También extiendo un mensaje de agradecimiento a las madres, por darnos esos jugadores que con tanta gallardía defendieron Venezuela». Marriaga también agradeció: «Di todo de mí. Agradezco al pueblo zuliano y venezolano por siempre darnos ánimos para seguir adelante y nunca rendirnos». Cubillán no pudo asistir al evento pero fue su progenitora quien recibió el galardón de manos de Omer Muñoz, presidente de la Comisión Permanente de Educación, Cultura y Deportes del Parlamento Estatal del Clez.

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente