Barcelona-Real Madrid un duelo que garantiza

1557 A1(silueta) AFP 01
22 de marzo, 2015 - 2:34 pm
Redacción Diario Qué Pasa

1557 A1%28silueta%29 AFP 01

Neymar buscará marcar un gol en el clásico

Fotos: Agencias

Luis Enrique y Carlo Ancelotti plantearán una batalla táctica en el Clásico del fútbol español, bajo un mismo dibujo, un 4-3-3 condicionado por sus tres figuras atacantes, sistema ofensivo del que parte un fútbol con querencia al esférico que garantiza el espectáculo en el Camp Nou.

La principal diferencia entre Luis Enrique y Ancelotti ha sido la forma de manejar sus plantillas. La apuesta por las rotaciones del técnico asturiano y la falta de confianza en el «fondo de armario» del italiano. El primero superó su momento más bajo tras la derrota en Anoeta con sus estrellas Lionel Messi y Neymar en el banquillo. Sin embargo, se mantuvo firme ante la crítica y ahora viven un gran momento. El madridista encara su momento más delicado, en una crisis de identidad y resultados, con un grupo de jugadores convertidos en indiscutibles con la titularidad siempre garantizada independientemente de cual sea su estado de forma. La falta de reacción táctica y su rigidez para convertir en inamovible un sistema, han provocado que se pasase de verle en la «casa blanca» como el perfil de entrenador perfecto tras la conquista de la Décima Copa de Europa a cuestionar su «mano blanda» con los futbolistas.

Confiar en su estilo

Luis Enrique confió en su estilo, el regreso a los ideales futbolísticos que catapultaron a la gloria al mejor Barcelona de la historia. Medir hasta donde llega la capacidad de mando del asturiano provocó situaciones tensas con Lionel Messi. Al final se habla en el césped y el astro argentino ha acabado recuperando la mejor de sus versiones. La querencia al balón en el Barcelona va en su ADN y Luis Enrique extiende una filosofía de juego que sí modificó Ancelotti a su llegada al Real Madrid. El equipo blanco llegaba de una etapa donde la posesión estaba mal vista y consiguió cambiar el chip de sus jugadores para que a su fútbol trepidante vertical le sumasen un control de balón efectivo. Tocar con rapidez y generar espacios para aumentar la pegada.

El mismo dibujo táctico

En el 4-3-3 del que parten ambos equipos las defensas tienen características similares. Laterales de largo recorrido (Alves, Jordi Alba, Carvajal y Marcelo), centrales que marcan el nivel defensivo del equipo. Piqué recuperando sus galones y posiblemente acompañado de Mathieu ante la más que probable baja de Sergio Busquets y el paso de Mascherano al centro del campo. La capacidad de mando regresa en el Real Madrid con la presencia de Sergio Ramos, el futbolista que lleva la voz cantante de la zaga junto a Pepe. La falta de ayudas a los laterales de dos jugadores tan ofensivos como Bale y Cristiano Ronaldo condicionan a Ancelotti. Debe pedir mayor implicación y sacrificio en la fase defensiva.

Tridentes ofensivos

La lucha por ser dueños del partido partirá de un centro del campo que toca menos que otras temporadas en el Barcelona. La entrada de un todoterreno como Rakitic es equiparable a la de su compatriota Modric de blanco. El duelo de entrenadores culmina con el enfrentamiento de dos tridentes con los que soñaría cualquier equipo del mundo. Libertad de movimientos e intercambio de posiciones en tres jugadores con gol, con mayor desequilibrio individual en los azulgranas y mayor capacidad asociativa en los blancos gracias a las cualidades de Karim Benzema. La fantasía se desata con Messi, Neymar y el remate de Luis Suárez. El poder de la pegada lo plasma el poderío físico de Bale y Cristiano Ronaldo. El duelo táctico que garantiza el mayor espectáculo del mundo está servido.

1557 A2%28silueta%29 AFP 01

Messi con ganas de seguir aumentando su racha goleadora

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente