A diez años de la «Pacmanía»

1086 Depodfdsgfrtes otra (8) 01
17 de noviembre, 2013 - 2:14 pm
Redacción Diario Qué Pasa

1086 Deportes otra%20%288%29

Foto: Agencias

Hace ya una década que en el boxeo profesional comenzó a fraguarse una historia extraordinaria, por decir lo menos. Su protagonista era un hombre de apenas 1.69 metros de estatura, con una velocidad endemoniada y unas ganas de escribir su nombre con letras de oro. Hace ya 10 años que llegó un nuevo «Bruce Lee» a América, hace ya 10 años que Emmanuel Dapidran «Manny» Pacquiao tuvo su primera gran noche en el boxeo.

Para recordar lo épico de su carrera y acrecentar la incredulidad, habría que remontarse al ya lejano 1995 cuando debutó en su natal Filipinas pesando apenas 106 libras, es decir, poco más de 48 kilogramos, pero sería irnos tan lejos que obviaríamos lo conmemorativo del 15 de noviembre en la carrera del «Pacman», pues justo ese día, en 2003, dio el primer gran golpe en su carrera, y lo hizo ante el ya reconocido Marco Antonio Barrera.

Pacquiao, que venía de gobernar en peso mosca y súper gallo, se mediría en el Alamodome de San Antonio al legendario «Baby Face Assassin» Barrera, que entre su vasta lista de víctimas podía presumir ya a Nassem Hamed y Érik Morales. Las apuestas favorecían claramente a Barrera, quien una década después, aceptó que esa noche, Manny le sorprendió. «Parece que fue ayer, lo recuerdo muy bien, no perdí con cualquiera sino con alguien que después de esa noche se convirtió en un monstruo del boxeo, alguien que fue capaz de romper toda lógica y acabar con el mito de que un buen peso chico no le gana a un buen peso grande», comentó Barrera.

Pacquiao sorprendió

«Esa noche él me sorprendió, me golpeó abajo como nadie lo había hecho, sentí su rapidez, nunca pude encontrarlo, lo complicado de su guardia zurda, de hecho mi hermano (Jorge) quería parar la pelea en el sexto round y le dije que no, que me diera un round más y un round más hasta que paró la pelea en el 11», recordó el excampeón del mundo. Después de Barrera, Pacquiao mandó tres veces a la lona a Juan Manuel Márquez antes de terminar con un empate histórico que comenzó una saga de cuatro combates entre ellos.

También sostuvo una fiera serie con Érik Morales y se proclamó oficialmente como el «Asesino de Mexicanos» al acabar con una larga lista de aztecas. Sin embargo, lo mejor vino cinco años después de aquel triunfo sobre Barrera. Le ganó a Márquez el cetro súper pluma, a David Díaz el de peso ligero y entonces se lanzó hasta peso welter para aniquilar a Óscar de la Hoya, un excampeón de peso mediano al que le hizo la faena para catapultarse con mayor fuerza hacia la historia.

Entre los mejores

«Creo que es un fuera de serie», opinó Marco Antonio. «Yo lo pondría como el mejor peleador de todos los tiempos, comenzar en 106 libras e ir hasta las 154 con peleadores como De la Hoya, Miguel Cotto, Antonio Margarito, es algo sin igual, ha roto toda lógica», añadió el de Iztacalco, Ciudad de México.

Su popularidad es tan grande que muchos le colocan al nivel, e incluso por encima, de peleadores como Muhammad Alí o el propio Mike Tyson, aunque siempre su principal sello ha sido la humildad y el agradecimiento hacia sus seguidores, algo que, en 10 años de éxito exponencial, lo ha llevado a tocar.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente