El divertido y brillante Hotel Budapest tiene la mirada en el Oscar

1523 18A 1 (SILUETA)
13 de febrero, 2015 - 6:01 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Fotos: Agencias

La próxima semana se conocerá cuál es la mejor película del 2015 según los expertos de La Academia de Hollywood y aunque las apuestas están divididas una que sin duda puede sorprender la noche del 22 de febrero es la cinta de Wes Anderson, El Gran Hotel Budapest.

Esta historia, narra las divertidas aventuras de Gustave (Ralph Fienes), el conserje de un hotel de Budapest en los turbulentos años de entreguerras; aventuras en las que estará acompañado de un joven botones, Zero.

Es una película  divertida y brillante, visualmente hablando, que cuenta con un reparto de lujo, y que consiguió el Gran Premio del Jurado del último Festival de Berlín. Lo único que los críticos han reprochado a este magnífico y divertido espectáculo es su debilidad argumental, sin duda el punto flaco de Anderson, pero lo que se ve en pantalla es tan espectacular y divertido, que a muchos les da lo mismo. Y es que esta película es un auténtico placer para la vista. Un cuento con un ritmo endiablado que también es un homenaje de Anderson a Ernst Lubitsch y un canto de amor a la vieja Europa.

1523 18A 3%20%28SILUETA%29

El argumento

La historia comienza en 1985, cuando un escritor (Tom Wilkinson) cuenta que en su juventud se alojó en ese Gran Hotel Budapest. Luego se le vemos rejuvenecer hasta su llegada a ese Hotel, ya en decadencia, donde conoce al propietario (F. Murray Abraham) que, en un tercer relato, le cuenta la turbulenta historia del hotel en los años 30, cuando disfrutaba de su mayor esplendor y era visitado por señoras, con mucho dinero, en busca de las atenciones de su legendario conserje, M. Gustave (Ralph Finenes).

La muerte de una de esas adineradas amantes de Mr. Gustave desatará la lucha por su herencia, incluyendo un valioso cuadro que le deja al conserje y que sus herederos quieren recuperar a toda costa, lo que dará lugar a todo tipo de persecuciones, a cual más divertida, y con un final sorprendente.

Versión mejorada

Wes Anderson, uno de los directores más interesantes de la actualidad, realiza esta brillante y divertida película sin renunciar a su estilo. Y potenciando ese humor absurdo que es marca de la casa. De hecho, a veces parece estar  viendo un homenaje al cine mudo de Charlot, sobre todo en escenas clave como un tiroteo en medio del Hotel, que es un momento muy dramático pero que, a la vez, arranca más de una sonrisa.

Reparto de lujo

En El Gran Hotel Budapest coinciden casi 20 estrellas de Hollywood y cada uno de ellos tiene su gran escena, su momento para lucirse. Es casi como un homenaje, en clave de comedia, a la película Grand Hotel (1932), en la que la Metro reunió, por primera vez, a casi todas sus estrellas, un experimento que se saldó con el Oscar a la Mejor     Película.

Entre todos los actores destaca la pareja protagonista, Ralph Finnes, que demuestra una vis cómica que no habíamos vislumbrado todavía, y su acompañante, Tony Revolori, que interpreta al joven botones sin papeles que siempre es fiel a su maestro. Ambos, están rodeados por un reparto que cualquier director quisiera  y que incluye a Saoirse Ronan, Bill Murray, Jude Law, Willem Dafoe, Tilda Swinton, Harvey Keitel, Edward Norton, Jeff Goldblum, Adrien Brody, F. Murray Abraham, Mathieu Amalric, Owen Wilson, Jason Schwartzman, Tom Wilkinson, Léa Seydoux, Bob Balaban.

Los críticos la han denominado «una película muy divertida, visualmente deslumbrante y con el mejor reparto del año».

1523 18A 2

Foto: Agencias

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente