Opinión

Unidad chavista vs. discordia opositora

Captura de pantalla 2023 11 24 a las 10.07.28 a. m
28 de mayo, 2024 - 8:30 am
Dirwings Arrieta

Por Dirwings Arrieta

 

En las próximas elecciones presidenciales, mientras el chavismo exhibe unidad en torno a su candidato Nicolás Maduro, la oposición se sumerge en un mar de conflictos internos motivado en parte, por las ambiciones individuales. La oposición venezolana siempre ha demostrado que sus intereses grupales están por encima de los intereses de la patria, hoy y como siempre están más preocupados por quienes serán alcaldes y gobernadores el próximo año 2025. Estos intereses de grupo ha llevado a disputas internas por el control de la campaña con hacha, cuchillo y machete.

Uno de los episodios más recientes que evidencian la fragmentación de la oposición venezolana es la exclusión deliberada de los partidos de la plataforma unitaria por parte de Vente Venezuela en los comandos de campaña

No puedo imaginar el desastre de gestión si en un oscuro día la oposición llegará al poder.

En contraste, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) muestra una cohesión notable en torno a la figura de Nicolás Maduro, aprovechando la falta de unidad y la discordia en las filas de la oposición para consolidar su posición y fortalecer su base de apoyo. La disciplina interna y la lealtad al liderazgo chavista son pilares fundamentales que han permitido al oficialismo mantenerse en el poder con un proyecto de integridad nacional.

Es innegable que la oposición venezolana enfrenta serios desafíos en su intento por presentar una alternativa sólida y coherente al chavismo. La falta de unidad, las luchas internas por el liderazgo y las diferencias ideológicas han debilitado su capacidad de movilización y han minado su credibilidad ante una población cansada de la crisis política y económica que azota al país, provocada por las sanciones que ésta oposición apatrida pidió en contra de los venezolanos.

Mientras tanto, el chavismo se presenta como un proyecto de país que apuesta por la integración y la unidad como pilares de su propuesta política. Sin embargo, esta visión de unidad permanente se ve constantemente saboteada por la oposición, que parece más interesada en sus propias disputas internas que en ofrecer una alternativa constructiva y viable para el país.

El 28 de julio la disputa es entre quienes creemos en el bien superior de los intereses de la Nación y entre quienes lo superior son sus intereses personales y grupales. Queda claro, por quién nos conviene votar.

Palabras clave

NOTICIAS SUGERIDAS

Comente