Tupamaro, ese coco que come (II)

26 de febrero, 2014 - 7:45 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Aprovechando el momento histórico actual, usaré este medio para responder a ciertos ataques realizados desde la ultraderecha a nuestro Movimiento Revolucionario Tu

Nos acusan de ser una banda armada. Nosotros somos un Partido Político Revolucionario legalmente constituido desde el 2004 ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) y hemos participado en todas las contiendas electorales desde ese año, siempre en favor de la Revolución Bolivariana. De hecho, nuestros votos en la pasada elección presidencial del 14-A fueron los decisivos para alcanzar la victoria democrática revolucionaria del Presidente Constitucional Nicolás Maduro.

Nos acusan de terroristas. Déjenme explicarles qué es el terrorismo; el término se refiere al «uso sistemático del terror para coaccionar a sociedades o gobiernos». En la práctica lo vemos día a día y no precisamente ejercido por nosotros: Es terrorismo que toda una urbanización rodee a una casa y le toquen cacerola, lancen piedras y griten improperios so razón de que adentro de la misma residan ciudadanos identificados con una posición política diferente.

Es terrorismo que una persona enferma que necesita dirigirse de urgencia a un centro de salud no pueda salir de su casa debido a que todas las vías están trancadas con supuestas “barricadas por la paz”. Es terrorismo que los médicos cubanos (hasta el momento tenemos registrados esta clase de eventos en 4 CDI) estén secuestrados dentro de los módulos de salud que benefician a la comunidad, bajo riesgo de una arremetida fascista por parte de ciertos “estudiantes pacíficos”.

Es terrorismo que, uno que anda en moto, tenga que estar «aterrado» porque los «“hijitos de mami y papi» jugando al golpe de estado,  siguiendo instrucciones de un ex militar fascista y frustrado, colocan guayas, alambres de púa y demás artilugios para atentar contra la integridad física de los motorizados. Déjenme decirles, que sí es terrorismo la manipulación de información y su difusión a través de redes sociales, en la que constantemente se nos amenaza y se ofrecen hasta recompensas monetarias por nuestras cabezas, al mismísimo estilo de las películas de vaqueros made in USA.

Nosotros somos un Partido Revolucionario serio, con principios sólidos y una disciplina inquebrantable. Para muestra un botón: en la rueda de prensa del día 14.02.2014, la Dirección Nacional de nuestra organización giró lineamientos a todos los militantes del movimiento de permanecer resguardados y alejados de cualquier confrontación, línea que fuera acatada al 100% por toda nuestra militancia a nivel nacional. Las imágenes, brollos y corrillos que circulan diariamente acerca de que estamos en la calle reprimiendo manifestaciones «pacificas» son totalmente falsas.

Lo que deben saber estos señoritos y señoritas de la oposición fascista y sus apátridas dirigentes es que nuestra disciplina y compromisos son absolutos. Así mismo, de ser necesario un llamado de la Dirección Nacional a que el Movimiento Revolucionario Tupamaro tome las calles y apague definitivamente el plan golpista, sépanlo amiguitas y amiguitos, la respuesta será masiva y contundente, de eso no cabe la menor duda.

Para cerrar quiero responder a todas esas bravatas cibernéticas donde nos invitan a una confrontación en la calle, con la siguiente frase: «¡A lo que se cierre la puerta de salida, el que se quedó afuera, se Qquedó!» 

¡Patria o Muerte!

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente