Opinión

La injerencia del Parlamento Europeo: Una amenaza a la democracia

Captura de pantalla 2023 11 24 a las 10.07.28 a. m
13 de febrero, 2024 - 5:39 pm
Dirwings Arrieta

Por Dirwings Arrieta

 

El Parlamento Europeo, como institución representativa de los países miembros de la Unión Europea, desempeña un papel crucial en la promoción de los valores democráticos y el respeto a los derechos humanos.

Sin embargo, recientemente ha generado preocupación al brindar apoyo a María Corina Machado quien está inhabilitada, una figura política venezolana con un prontuario cuestionable y una trayectoria que ha abogado por vías no democráticas para alcanzar sus objetivos.

Esta injerencia del Parlamento Europeo socava los principios democráticos y puede tener consecuencias negativas para la estabilidad política en Venezuela.

María Corina Machado es una política venezolana conocida por su postura radical y su apoyo a acciones de confrontación contra el gobierno de Venezuela. A lo largo de los años, ha promovido una agenda política basada en la desestabilización y la confrontación, en lugar de buscar soluciones pacíficas y democráticas a los problemas del país.

Machado ha respaldado acciones que incluyen llamados a la intervención extranjera y la violación de la soberanía nacional. Estas posturas antidemocráticas han generado preocupación tanto dentro como fuera de Venezuela.

La promoción de vías no democráticas por parte de Machado es un claro indicio de su falta de compromiso con los principios fundamentales de la democracia y el respeto a la autodeterminación de los pueblos.

Es preocupante que el Parlamento Europeo haya decidido respaldar a María Corina Machado, a pesar de su prontuario antidemocrático. Esta acción envía un mensaje confuso y contradice los valores democráticos que la Unión Europea defiende. Es importante recordar que la democracia se basa en el respeto a las instituciones y a los procesos electorales, así como en el diálogo y la búsqueda de consensos.

El apoyo del Parlamento Europeo a Machado puede interpretarse como una intromisión en los asuntos internos de Venezuela y una interferencia en su proceso político. Esto no solo socava la soberanía del país, sino que también puede alimentar tensiones y divisiones en una sociedad ya polarizada. En lugar de contribuir a la resolución pacífica de la crisis venezolana, el respaldo a Machado por parte del Parlamento Europeo puede exacerbar el conflicto y obstaculizar cualquier intento de diálogo y reconciliación.

Es responsabilidad del Parlamento Europeo promover y defender los valores democráticos, pero esto debe hacerse de manera coherente y respetando los principios de la democracia. Apoyar a figuras políticas como María Corina Machado, que han abogado por vías no democráticas, socava estos principios y compromete la credibilidad del Parlamento Europeo como defensor de la democracia y los derechos humanos.

En todo caso, ya el presidente lo dijo «Llueve, truene o relampaguee tendremos elecciones este año» y también hemos dicho «Hey María Corina, no te vistas que no vas».

NOTICIAS SUGERIDAS

Comente