El sistema solo mata gente

20 de octubre, 2013 - 2:18 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Desde hace varios días he venido leyendo con profunda tristeza en aporrea, informaciones sobre suicidios cometidos por ciudadanos griegos, y cuyo determinante pareciera ser la profunda crisis económica que se manifiesta en ese país, la cual según mi apreciación es causada fundamentalmente por el proceso aberrante de concentración mundial de los capitales transnacionales, cuyo inicio coincidió con la crisis financiera del sector inmobiliario en los Estados Unidos hace algunos años.

Es decir, que todo pareciera indicar que hay una extraordinaria similitud entre aquella famosa bomba que inventaron los gringos años atrás y que la bautizaron como la «solo mata gente» y ahora me pregunto sería que esa bomba era una premonición de algún erudito de las ciencias ocultas y se refería realmente al capitalismo todo poderoso y omnipresente, que con crueldad y sadismo asqueroso iría matando lenta y progresivamente a los explotados y dominados de toda la vida, quienes por el proceso de alienación combinado con una profunda depresión atentarían contra su propia vida en silencio y soledad absoluta, y muriendo sin comprender que la contradicción genoestructural del capitalismo focalizada en el proceso permanente de acumulación y reproducción del capital a costa de la apropiación de la vida del 99%, es la causa presente y futura de la situación que determinó la triste acción de esos ciudadanos griegos en estos casos particulares, y que muy probablemente se hará extensiva a España, Italia y Portugal, entre otros países del orbe.

Ya lo decía yo en un artículo anterior lo que viene en esos países de Europa es represión (terrorismo de estado) para el control de las masas que reclaman sus derechos con justa razón, y ojalá no se reproduzca la política de exterminio que se aplicó en varios de nuestros países latinoamericanos durante las décadas de los 60, 70, 80, 90 y más como es el caso de Colombia, y es que para la gran mayoría de los ciudadanos europeos aquel concepto del estado de bienestar o estado social se internalizó en el consciente y subconsciente de ellos, producto de hechos concretos, como la gratuidad de la educación, la salud y otros servicios que los beneficiaban directamente y a sus hijos también, pero como el capital está por encima de la gente su creciente concentración implica el crecimiento de la pobreza y la miseria de las mayorías.

Es por todo lo anterior que solo la mundialización o verdadera globalización de la revolución nos hará libres, porque aun cuando los grandes capitalistas del mundo cuentan con ejércitos públicos y privados para imponer su poder e incrementar la dominación, ese 99% somos cuantitativa y cualitativamente muchos más que todos ellos juntos, y particularmente creo fehacientemente que el dilema de la humanidad actualmente está planteado en los términos de socialismo o barbarie, y díganme ustedes si no es una barbarie lo que hizo el gran capital vinculado al infernal negocio de la guerra en Irak, Afganistán, Libia y ahora pretenden hacer en Siria, por eso camaradas tenemos y debemos internacionalizar la lucha de los pueblos en contra de la internacionalización de los capitales, porque como reza el dicho popular un solo palo no hace montañas.
¡Hasta la victoria siempre!

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente