De cómo la alcaldesa tiene embasurada a Maracaibo

28 de abril, 2014 - 7:22 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Desde la comisión que presido en el Consejo Legislativo del Estado Zulia (Clez) venimos evaluando el problema de la basura en Maracaibo que ha alcanzado dimensiones colosales. Hemos dado un debate sobre el asunto y no dejan de aflorar aristas de la cuestión que dejan ver cómo se está enredado (a) en lo urgente.

En principio, cansa la letanía de darle vuelta a las mismas excusas y evasivas tratando de justificar el desastre, habiendo estado su gestión en manos de los mismos desde hacen ocho años. Que si los camiones de las empresas privadas no tienen repuestos, que si no tienen gasoil, que si no hay empresas para contratar, que la gente no ayuda, que si vienen las lluvias, que si viene la temporada de mangos y el pueblo no se los come, que si el cableado no deja pasar los camiones, que si el problema es la falta de conciencia de la gente que ensucian las cañadas y sacan a toda hora la basura, que si las alcaldías de San Francisco y Jesús Enrique Lossada no colaboran con el manejo del relleno.

A veces nos queda la impresión de que las autoridades municipales y sus diputados voceros en el Clez fueran agentes de las compañías contratadas para recoger la basura. ¿Por qué debemos justificar que las empresas contratadas por la alcaldesa y a las que se le pagan inmensas cantidades de dinero, tengan problemas con sus repuestos o con el gasoil y, en consecuencia, no recojan la basura? Las condiciones de contratación han debido establecer las condiciones del servicio de recolección y la inspección que suponemos realiza el Instituto Municipal del Aseo Urbano (Imau) ha de vigilar su estricto cumplimiento para que se justifique el pago por ello. ¿Por qué, en cambio, si hay otras empresas de transporte, comercio y de todo tipo que no paran y no andan con la llorona del ineficiente?

El municipio debe vigilar que se contraten empresas con solvencia técnica y administrativa que dispongan de su stock de repuestos y una planificación de altura para honrar las obligaciones acordadas. A donde vamos a parar si está justificado que las contratistas del servicio de recolección no lo hagan porque no tienen camiones o repuestos o las dos cosas.

Y bueno, la cúspide de las excusas es el relleno. Resulta que desde hace tres años venimos, cada día más, con una gestión en materia de manejo de los desechos desastrosa; pero la la ciudad no estaba embasurada como está desde hace más de un año. Ahora mismo cerca de 700 toneladas de basura diaria dejan de recogerse; da igual que descarguen o no los volteos, compactadores, burros o cualquier bicho viviente que hoy día se usa en la ciudad para descongestionar el barrio o la urbanización de la basura.

El Gobierno regional tiene previsto regular las descargas, las actividades y ocuparse de la gerencia del relleno mediante convenio con los municipios que allí descargan. Y ya veremos como las bolsas negras seguirán ahí haciendo montañas en las esquinas señalando la ineficiencia e indolencia de quien ha empapelado a Maracaibo de basura. ¡Qué las empresas recojan la basura! ¡Qué el IMAU vigile lo hagan en las condiciones previstas! ¡Y que la alcaldesa de la cara por el estado en que se encuentra la ciudad! Del manejo de los desechos sólidos ya hablaremos en la comisión.

Tips

√ El cansancio de la politiquería que se hace en Maracaibo es evidente. Los maracaiberos, hartos del estado de cosas, siguen esperando respuestas de la gestión municipal al caos en materia de servicios y de condiciones urbanas de convivencia. Los resultados de las encuestas que comienzan a conocerse dejan muy mal parada a la alcaldesa.

√ Comienzan a verse iniciativas para comenzar arreglar el desmadre de la ciudad. Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), los concejales y los representantes de la administración municipal vienen reuniéndose para recuperar el alumbrado público y convenir un nuevo arreglo para el cobro de tasas e impuestos municipales. Ojalá gane Maracaibo. En la misma comisión que presidimos sobre la basura hay voluntad de diálogo y buena disposición.

√ A estas iniciativas, sin embargo, la alcaldesa no se suma. Prefiere reunirse con María Machado. Ten cuidado Eveling. Tiene mala fama, dicen que te quiere gobernar. Ah, y si te invita a Panamá, dile que ya la conocéis.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente