Congreso

31 de agosto, 2014 - 1:32 pm
Redacción Diario Qué Pasa

¿Qué culpa tiene la estaca si el sapo salta y se ensarta? Nosotros vivimos ensartándonos en un montón de vainas que inventamos. Desde Sumate, la coordinadora democrática, la Salida, la MUD, El Mid, el Bun, y ahora salimos con una nueva vaina que se llama el Congreso Ciudadano. Con razón, cuando nuestros compañeros viajan al exterior a implorar que nos den dinero para salir del régimen Castro-chavista-madurista- cabellerico, lo primero que le preguntan es «¿y ahora cómo se llaman?», producto de esta pendejada de andar creando nombres por todas partes como si lo importante fueran las siglas cuando uno sabe que lo que hace falta son un buen par de voluntades que estén dispuestas a dar la cara y decir aquí manda papá Montero.

Con esa vaina del Congreso Ciudadano, María —Sumate— Machado y Antonio —Superman— Ledezma quisieron meter el contrabando del MID, es decir, el Movimiento Independiente Democrático, ¡qué bolas!, estaba reunida la MUD y estaban ellos en El Hatillo de los más democráticamente creando esa mentira esa del MID, y apoyados en otra farsa que ahora llaman el Congreso Ciudadano. Y por allí andan diciendo que debemos estar en todo el país. Les confieso una vaina, la pena, penita, pena, que esta pendejada le está dando a uno no la salta ni Ismael García en sus mejores tiempos. Esa vaina de andar creando congresos y llamando a constituyente —¿ustedes han visto a unos desorientados sociales llamando a una constituyente?— es propio de gente que no tiene nada en la cabeza, gente que está sin hacer un carajo y le da pena irse a un cerro y decir lo que quiere hacer. Al lado del pueblo ni vaina, siempre en lugares de los más chip, de lo más jet set, y con esa vaina no llegamos a nada, por mucho que María—Sumate— Machado haga el papel de Mamá Dolores cada vez que da una declaración.

Esa pepera de crear ahora un Congreso de Ciudadanos es una vaina excluyente, porque cuando decimos ciudadanos pareciera que estamos apartando a lo que hemos llamado siempre chusma, es decir, a los chavistas, es decir, que parece que ese congreso es solo para nosotros, además, decir congreso, cuando todos sabemos que esa vaina desapareció y llegó la Asamblea Nacional, es como que no estuviéramos al tanto de lo que está pasando en el país. Es decir que seguimos ensartándonos como el sapo en otra estaca con un nombre diferente.
El papá de Margot es el que anda gozando una bola. Anoche llamó y dijo: «Mi amor, esta mujer de Primero Justicia tiene tanta pasión que ella sola es capaz de tumbar a Maduro. Volveré a la casa a morirme, mi amor, cuando esta mujer me declare inhabilitado».
Me fui para Nueva York. -Me canta Margot.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente