CINCUENTA Y OCHO AÑOS MÁS TARDE

1908 Barack Obama Raul Castro Granma2
22 de marzo, 2016 - 3:38 pm
Redacción Diario Qué Pasa

El Movimiento de Solidaridad, Venezuela-Cuba, capítulo Zulia, como así se identifican en una correspondencia que me envían, aunque sin firma alguna, ni nombre de persona que dé la cara por el contenido del escrito que me remiten, reacciona contra una nota que publiqué en Mi Columna, inserta en la edición del diario QUÉ PASA, del pasado lunes 29 de febrero, 2016.

Para conocimiento de la opinión pública y en honor a la objetividad del diario, del cual soy su editor, más no el director, como equivocadamente me señalan, publicamos la carta que me envían ―no solicitan su difusión― precedida por mi nota y contra la cual ese movimiento reacciona y lo hago con el propósito de ilustrar a los lectores del contexto completo, componente emocional incluido.

A continuación el tip de Mi Columna que genera la reacción:

CINCUENTA Y OCHO AÑOS MÁS TARDE.- Los Castro         ―Fidel y Raúl―, más obsequiosos, subalternos y sometidos a los gringos, no pueden mostrarse ante su pueblo, ante los pueblos amigos y ante el mundo que los observa; igualmente los cubanos, aquéllos que no emigraron porque no pudieron o no quisieron, todos al unísono, exultantes de felicidad por la visita que Obama y Kelly harán a la tierra de Martí. De verdad que nada más tienen que decir y/o hacer para mostrar con los hechos, el fracaso de su revolución.

Según quienes se denominan entendidos en la materia, entre ellos un exfuncionario del Banco Central de Cuba, Pavel  Vidal, y el economista jefe del Tesoro de los Estados Unidos, Michael Klein, a los que se suma Carlos Gutiérrez, exsecretario de Comercio de EE UU, recomiendan a las autoridades financieras cubanas dar un paso clave para acceder al financiamiento externo a Cuba: entrar al Banco Interamericano de Desarrollo, BID, cuyo documento de intención firmó Cuba, negándose luego a ratificar el convenio constitutivo del instituto.

Mediante la inscripción de Cuba en el BID, se garantizaría  el proceso de apertura y se ofrecería libertad económica a sus ciudadanos, afirman los proponentes de ese giro de 180 grados que dio la revolución y, lo más significativo, lo dio en vida de Fidel Castro Ruz, quien se encuentra en pleno uso de sus facultades mentales y de todo su absoluto poder político.

Sin entrar a fondo en el análisis del planteamiento, el mismo nos dice el tamaño de la patada que los hermanos Castro le han metido a la mesa ideológica y los fundamentos doctrinarios de su comunismo, con los cuales se llevaron en los cachos a Chávez, Evo, Correa, a los Kirchner, a Lula, Dilma Rousseff, a Mujica, Michele Bachelet, a Daniel Ortega y al mundo entero, no sin antes inventariar el número de muertos, heridos, presos, perseguidos y demás víctimas del proceso revolucionario cubano.

«Cincuenta y Ocho Años Más Tarde. Por Gastón Guisandes

CONTESTACIÓN.

Es sorprendente la corta visión política e ideológica que se expresa a través de las palabras por demás equivocadas que el señor Gastón Guisandes, director del diario QUÉ PASA, hace sobre el proceso de apertura económica que hoy desarrolla la Revolución Cubana, muy tenazmente llevada por el comandante Fidel Castro, líder indiscutible no solo de la Revolución Cubana, sino de los procesos liberadores en América Latina y de otros continentes, y por el actual presidente de Cuba, Raúl Castro.

Cuestionar todo un proceso histórico a partir de la visita de Obama a Cuba, y de los acuerdos financieros y comerciales que este país celebre en aras del impulso a su desarrollo y su bienestar económico, dista mucho de ser una política entreguista, y menos coloca a los Comandantes de la Revolución como «obsequiosos» o «sometidos», por el contrario, hoy se puede decir que la Revolución Cubana se coloca un triunfo sobre los intereses imperialistas, toda vez, que esta coyuntura histórica ha forzado que por primera vez, en muchos años, el representante de un decadente sistema visite la tierra que por más de 5 décadas intentaron someter a través de múltiples formas de ataque entre ellas el inhumano bloqueo impuesto por EE UU  y que hoy sigue vigente, intentos de magnicidio, ataques terroristas, entre otros.

Haré cita del artículo para aclarar en cuántos errores ha incurrido el autor del mismo:

«Sin entrar a fondo en el análisis del planteamiento, el mismo nos dice el tamaño de la patada que los hermanos Castro le han metido a la mesa ideológica y los fundamentos doctrinarios de su comunismo».

La apertura al capital extranjero, aún sabiéndose un peligro para el avance del socialismo, se presenta como una táctica tomada por el Estado Socialista de Cuba que ha debido de utilizar a favor de sus proyectos y fines socialistas. La visita de Obama, así como la apertura al capital extranjero representan la victoria de Cuba en sus relaciones diplomáticas y su papel en el plano internacional, que ha debido ser reconocido a través de una lucha constante de la Revolución Cubana. Quienes cuidarán sus intereses serán las masas trabajadoras de Cuba, que junto a sus dirigentes, se encargarán de que estas medidas sean implementadas en forma de táctica y no de evolución, y que por tal, se presenta como un medio y no como un fin.

Haciendo mención de los «fundamentos doctrinarios de comunismo» el autor Gastón Guisandes nos ha asegurado a todos su falta de conocimientos de los mismos. Si tuviese los conocimientos suficientes, entonces sabría que la coyuntura histórica obliga a la necesidad de emplear una táctica que hace uso de elementos no socialistas, pero dentro de lineamientos generales de una estrategia cuyo fin es el socialismo. La cuestión se plantea como una regresión hacia un viejo sistema a favor del capital, sin embargo,»este paso hacia atrás» en un futuro próximo representará dos pasos adelantes. Cuba absorberá las lecciones aprendidas, a las que hará además, trabajar en beneficio del Estado. El primero en plantearlo de esta forma, fue Lenin, quien en 1921 y 1922 aleccionaba a sus camaradas sobre la materia. Cuando se implementó por primera vez la Nueva Política Económica NEP en tiempos de Lenin, éste llevó críticas no solamente de los comunistas, además de sus detractores quienes aseguraban que esta evolucionaría en un Estado burgués común. Pero se presentaba a la NEP como la táctica necesaria para hacer crecer los ingresos del Estado socialista, y además para la capacitación en cuanto al asesoramiento técnico se refería. Fue Lenin, el impulsor del primer Estado Socialista y el primero en mencionar la necesidad de los comunistas de aprender a comerciar como lo hacían los burgueses y con los burgueses, en beneficio del socialismo. Nuestros fundamentos no han sido tocados. Se siguen persiguiendo los mismos objetivos, pero debido a las condiciones que se presentan, se ha cambiado el método con que llegar a ellos.

No está en nuestro interés hacer de esta contestación a tan lamentable artículo de opinión un documento extenso enumerando todas las debilidades formativas tanto políticas como ideológicas del autor del mismo y desconocemos los motivos que llevó a este señor Gastón Guisandes a publicar en el diario QUÉ PASA, del cual es director, tan desatinadas aseveraciones, que además parecieran intentar sembrar desconfianza entre los pueblos de Venezuela y Cuba  quizás a manera de introducir elementos para debilitar la fortalecida relación de los gobiernos Venezolano y Cubano, quien sabe con cuales propósitos, sin embargo lo que si nos queda claro es que sus irrespetuosas palabras hacia un pueblo y gobierno revolucionario hermano como lo es el de Cuba no desdibujarán la trayectoria revolucionaria de los comandantes Fidel Castro y Raúl Castro, no debilitarán el demostrado compromiso y mutuo apoyo de la Revolución Cubana y la Revolución Venezolana liderada hoy por el presidente Nicolás Maduro, y menos mucho menos aún desvirtuara el reconocimiento a la grandeza histórica del Comandante Chávez profesada a todas luces  por Cuba, por su pueblo y su gobierno, y cabe decir que nuestro Comandante  Eterno  Chávez siempre estuvo abierto al diálogo con los EE UU siempre y cuando este se produjera sobre la base del respeto absoluto de nuestra soberanía, así como también lo ha manifestado el presidente Nicolás Maduro y como lo afirma contundentemente el presidente Raúl Castro en el caso de Cuba.

En este sentido invitamos al señor Gastón Guisandes, director del diario QUÉ PASA, a revisar sus posiciones, a reivindicarse a tiempo rectificando y reflexionando sobre sus equívocas aseveraciones y a hacerse parte en la construcción de una fortalecida integración regional Latinoamericana y Caribeña».

Quien lo hubiera creído: las tropas cubanas rindiéndole honores a un presidente gringo en vida de Fidel

1908 image56ef6e97cc25f0.08624285

La visita de Obama a Cuba se caracterizó por jornadas más dignas de un turista que de un enemigo de más de cincuenta años

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente