A 15 años de la Maracaibo 2029

7 de septiembre, 2014 - 1:56 pm
Redacción Diario Qué Pasa

La celebración de los 15 años de las jóvenes es un evento de mucha trascendencia, ya que marca la transición de niña a la etapa de adolescente. Se dice que es una costumbre de las grandes culturas precolombinas; aztecas y mayas de México que realizaban los ritos de pubertad para indicar la entrada a la vida adulta y la aceptación de responsabilidades de la mujer. En estas culturas, al llegar a la fecha de quinceañera, las jóvenes salían de las familias a la escuela telpochcalli, donde aprendía la historia y tradiciones de su cultura y se preparaba para el matrimonio. Vamos a aplicar este período de tiempo a una ciudad, pero en sentido regresivo. Es decir faltan 15 años para llegar al 2029, cuando nuestra Maracaibo cumplirá 500 años de fundada por el alemán Ambrosio Alfínger, quien el 8 de septiembre de 1529, fundó la Villa Maracaibo y quedó registrada en los anales de los Welser como Neu-Nurnberg.

En maracucho que significa «a 15 años de la Maracaibo 2029», sencillamente que tenemos 15 años para trabajar por la Maracaibo Mía, Siempre Mía y construir una ciudad diferente en el marco de la celebración de los 500 años de fundada. Es menester trabajar en una plataforma de planificación estratégica urbana y enamorar a todos los ciudadanos y actores de la sociedad marabina a participar en la construcción de la Maracaibo 2029. En ese orden de ideas es menester realizar el análisis situacional, estructural, de actores y definir el que queremos y que podemos hacer por la ciudad. En conclusión tenemos que comenzar a soñar y generar ideas en los diferentes componentes citadinos, para que una vez discutidos en los clubes de discusión urbana de las 18 parroquias, elevemos nuestros planteamientos a las instancias gubernamentales correspondientes para su desarrollo y posterior construcción.

En cuanto al análisis estructural se generan ocho ejes fundamentales o sistemas estratégicos de desarrollo. En primer término ciudadanía y valores, que nos permite analizar las costumbres, sentido de pertenencia y conducta ciudadana, para la modernización de Maracaibo, con base a sus raíces históricas. Ordenamiento territorial para la actualización de las ordenanzas vigentes y planes de desarrollo, que incluyen área urbana, zona protectora y rural del municipio. Esto debe ser profundizado en el aspecto de planificación urbana, con la evaluación del Plan de Desarrollo Urbano Local (PDUL) que se vence en 2015 y comenzar a trabajar por el de 2015-2025, de acuerdo al marco legal actual. Asimismo es menester analizar todo lo relacionado con la movilidad urbana la cual debe incluir un sistema de transporte multimodal e intermodal para garantizar la movilidad vehicular y peatonal de los marabinos. Como fundamento para el crecimiento de la ciudad es impostergable la elaboración de los planes de desarrollo o maestros de infraestructura y servicios públicos, es decir, energía eléctrica, gas doméstico, acueducto y cloacas.

Existen también los ejes de cultura y patrimonio, con programas de formación cultural, enfocado como un sistema comunitario; turismo y recreación con el objetivo de establecer redes de turismo local, proyectando a escala urbana e incorporando protagónicamente a los ciudadanos y sus espacios públicos con función de aulas interactivas. Finalmente tenemos ambiente y lago, de importancia capital para la formación del maracucho con visión ecourbanista, que nos lleve a desarrollar una cultura ambientalista y de reciclaje en todas sus escalas y modalidades. El elemento principal y vital de este sistema, es nuestro Lago de Maracaibo, que debe contar con un sistema de transporte lacustre que posicionaría nuestro sentido de pertenencia por el.

Ahora bien, para conceptualizar, desarrollar y consolidar este proyecto de ciudad, es necesario la participación de todos los actores que conforman la sociedad maracaibera, estructurada por los tres niveles de Gobierno con un 50% de responsabilidad, nacional (10%), regional (15%) y municipal (25%), pero el otro 50% nos corresponde a nosotros como ciudadanos, asociados bajo la figura de consejo comunal, comunidades, colegios profesionales, cámaras profesionales, universidades públicas y privadas, medios de comunicación y fundaciones no gubernamentales. Sencillamente en la construcción de la Maracaibo 2029 soñada, todos los maracuchos tenemos una cuota de responsabilidad tanto con la ciudad, como con las generaciones de relevo. No olvidemos los hombres construyen las ciudades y las ciudades modelan a los hombres. Enhorabuena Maracaibo en tus 485 años. Soplemos las velitas de la esperanza y el compromiso. Contamos con vos! @funmara500.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente