Hasta ahora van 95 víctimas fatales

Cada vez se elevan más las cifras de suicidios en el Zulia

????????????????????????????????????
19 de octubre, 2017 - 9:30 am
Edwin U. / Delsy F. / Dayana E./[email protected]

Tres casos más en menos de 96 horas. La muerte por suicidio se ha tornado una «enfermedad social» en la entidad

Foto: Edwin Urdaneta / Dayana Espitia

 Sur del Lago — No pudo continuar con las riendas de su vida y decidió acabar con ella.

Wilfredo Antonio Pérez, de 50 años de edad, se convirtió en la víctima fatal número 95 que durante este año en Zulia decidió segar su propia vida.

La depresión, por la falta de empleo y la crisis económica fueron el causante de tal desgracia.

Las autoridades policiales del municipio Colón informaron que el hombre desayunó y luego ingresó al inmueble. Fue la última vez que le vieron con vida.

Todo era tranquilidad en la casa 21-63 ubicada en la avenida 23 del sector Ciro Morales, calle La Bandera de Santa Bárbara de Zulia, hasta que se toparon con el cuerpo inerte.

Dolor incesante

La madre del infortunado lo encontró guindando del cuello con un mecate que ató a la viga de la habitación dormía. «Se sentía solo, no conseguía empleo, quizá esto lo deprimió y conllevó a esto», gemía la madre de occiso a las afueras de la morgue del hospital III de Santa Bárbara de Zulia.

Pudo ser la falta de empleo

El infortunado era latonero, pero en las últimas semanas sus ingresos mermaron, las oportunidades le habrían escaseado, al punto que esto quizá incidió a tomar la penosa decisión. El hombre no dejó hijos y sólo residía en el inmueble con su progenitora.

Adolescencia truncada

Valeria Lucía Urdaneta Martínez de tan solo 14 años de edad, estudiante de noveno grado de bachillerato, decidió quitarse la vida por una presunta depresión.

Según fuentes policiales, la joven cometió el presunto suicidio el pasado lunes aproximadamente a las 5:20 de la tarde, ocurrió en el casco central de la parroquia San José, Machiques.

Sus familiares se encontraban extrañados por la ausencia de Valeria, a quien no veían desde la mañana, curiosos fueron a buscarla hasta su habitación para ver que le sucedía, la llamaron y nunca contestó.

Alarmados tumbaron la puerta a golpes y cuando lograron entrar al cuarto de la menor, se encontraron con la dantesca escena.

La bella muchacha estaba guindando del techo de su habitación con una cinta en su cuello, aparentemente sin signos vitales. Sus parientes trataron de auxiliarla y la trasladaron hasta el Hospital Nuestra Señora del Carmen donde ingresó sin signos vitales.

Disparo certero

Peor aún, José Abel Álvarez López de 48 años de edad se encontraba deprimido desde hace varios meses, según comentaron sus familiares, el hombre cada día estaba más inestable emocionalmente, tal parece que por la situación del país.

Pero no fue sino  hasta el pasado domingo en horas de la noche, que José Luis, un cuñado de la víctima, escuchó una detonación al lado de su casa, donde vivía el hoy occiso ubicada en el barrio El Despertar calle 81 avenida 70 de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante. Su cuñado no le prestó mucha atención a la detonación ya que pensaba que se trataba de los fuegos artificiales tras la celebración de los pasados comicios electorales.

La mañana siguiente se topó con la imagen sangrienta: su pariente yacía en el piso del inmueble, en medio de su sangre y con una herida de bala en pecho y a su lado una escopeta.

Cifras alarmantes

La situación es preocupante, este rotativo, inició hace varios meses una campaña de alerta sobre los posibles fenómenos que podrían estar interviniendo en la toma de la fatal decisión.

Siendo la situación del país en materia económica, la falta de empleo y la depresión las razones que lideran la lista.

Expertos señalan que los suicidas actúan bajo una fuerte presión y prefieren escapar de la realidad quitándose la vida porque piensan que ya no son útiles para esta sociedad.

Con estos tres suicidios registrados en las últimas 96 horas, desafortunadamente asciende a 95 la cifra de personas que han decidido ponerle punto final a sus vidas.

Comente