Vestido provocador no gusta en Wimbledon

A-Agencias
1 de julio, 2016 - 9:48 am
Agencias

Foto: Agencias

Durante los primeros días de la competencia de Wimbledon se han escuchado decenas de quejas de tenistas sobre los nuevos vestidos de Nike por ser incomodos y a su misma vez muy reveladores. (0:26) Las tenistas que usan Nike no están muy contentas con el vestido que se ponen para jugar en Wimbledon. En lugar de los trajes típicos que Nike ofrece a la mayoría de los jugadores que les paga por usar su ropa, la compañía fabricó un vestido corto y que vuela, llamado Nike Court Premier Slam Dress. Es blanco, de acuerdo al código de vestimenta de Wimbledon, pero no es necesariamente ideal para una competición de tenis, según varias jugadoras que hablaron con el diario The New York Times.

Incomodas con el vestido

«Cuando sacaba el vestido se subía, sentía que el vestido estaba en todas partes», dijo la sueca Rebecca Peterson. «En general, es bastante simple el vestido pero está volando por todas partes». Peterson jugó con una camisa larga sobre el vestido para mantenerlo un poco en su lugar.

El diario reporta que Katie Boutler improvisó una cinta y la puso alrededor de su cintura para que sirviera como un cinturón, que impidió que el vestido volara tanto. Lucie Hradecka llevaba leggings debajo del vestido, convirtiéndolo en una camisa. Daria Kasatkina reconoció al diario que no le gusta el vestido. Sabine Lisicki, finalista de Wimbledon en 2013, también se le subió la falda.

Quejas inesperadas

Las quejas no era algo que Nike tenía en mente antes de sacar este vestido. En la publicidad del producto, Nike señalaba que el vestido le permitiría a la tenista el máximo movimiento.

«Las atletas femeninas de Nike Court competirán en una sola pieza en el Grand Slam con el vestido Nike Court Dress, lo que representa una desviación de las combinaciones de falta y top usadas en los anteriores Grand Slam. A pesar de la estética tradicional, el vestido tiene elementos de diseño modernos, tales como pliegues de energía, y la construcción de racerback, que trabajan en conjunto para permitir el máximo movimiento al atleta».

Al menos 20 participantes de Wimbledon utilizan el modelo Nike Premier Slam, valorado aproximadamente en 100 dólares. Una de ellas es Serena Williams quien no va a tener que sufrir con este vestido porque ella usa una versión exclusiva diseñada por Nike, la NikeCourt Premier Dress.

Nike les envió un mensaje «muy importante» a las tenistas pidiéndoles llevar sus vestidos «para un pequeño cambio en sus vestidos por las reglas de Wimbledon». Pero los vestidos no se alargaron, las ranuras de los lados fueron cocidas por un sastre de Nike haciendo que el vestido fuera un poco más estable y menos propenso a volar.

Comente