Venezuela donó útiles escolares a la escuela «Hugo Rafael Chávez Frías» en la Habana

Entrega-de-morral
22 de octubre, 2016 - 7:03 pm
AVN

La directora para el nivel primario, Airobys Padura González, explicó que entre los objetivos del plan educativo está «conocer al Chávez humanista, al mejor amigo de Cuba»

Foto: Agencias

Caracas. – La Embajada de Venezuela en La Habana y PDVSA-Cuba donaron 421 morrales para estudiantes de la escuela «Hugo Rafael Chávez Frías», ubicada en la capital de la nación caribeña.

En el acto de entrega participaron el embajador Alí Rodríguez Araque y el director-gerente de PDVSA-Cuba, Luis Morillo, indica una nota de prensa de la misión diplomática venezolana.

La escuela, inaugurada el 2 de septiembre de 2013, recibe en sus aulas a 197 estudiantes de educación primaria y 224 de secundaria, habitantes del populoso barrio de Aldabó, en la periferia de la ciudad.

La directora para el nivel primario, Airobys Padura González, explicó que entre los objetivos del plan educativo está «conocer al Chávez humanista, al mejor amigo de Cuba», y que con el ejemplo del líder los alumnos puedan convertirse en hombres y mujeres de bien.

Por su parte, Yunmiel Boris Suárez, directivo a cargo del nivel secundario, dio lectura a un mensaje de los docentes y estudiantes al pueblo de Venezuela, a propósito de las amenazas por parte de los Estados Unidos contra la patria de Chávez.

«La solidaridad de Cuba no se hizo esperar», dijo y expresó la confianza de los firmantes en que los trabajadores venezolanos sabrán defender sus conquistas en socialismo.

Entre tanto, Rodríguez Araque resaltó que la unión de Cuba y Venezuela se fortalece cada vez más para dar continuidad a la lucha nuestroamericana contra los dominios imperialistas.

«Cuando hablamos de patria no hablamos solo de Cuba y Venezuela. Nuestra patria es América», aseveró.

«Por fortuna, nuestros libertadores no pensaron en la independencia sin la unidad latinoamericana. Nosotros, los latinoamericanos, pertenecemos a una sola nación y una sola cultura; hablamos una misma lengua, que es el corazón de la cultura», argumentó.

Comente