Vecinos «justicieros» lincharon al segundo en menos de tres días

14 b
2 de agosto, 2017 - 6:31 pm
Madelein Faría / [email protected]

El sujeto agonizó en la calle hasta las 8:00 de la mañana, cuando finalmente exhaló su último suspiro, era de tez morena, rasgos indígenas, vestía un jean azul, franela blanca, un suéter negro con líneas rojas y blancas en sus mangas que, según algunos testigos del hecho, utilizó para cubrirse el rostro durante el robo que cometía, no portaba calzado

Foto: Madelein Faría

Maracaibo — Cansados de ser víctimas de los azotes de la zona, los vecinos de la calle 114 del barrio 23 de Enero, ubicado en el sector Los Haticos, parroquia Cristo de Aranza en Maracaibo, han decidido tomar la justicia por sus manos, y en menos de 48 horas han matado a golpes a dos presuntos delincuentes que, quisieron cometer sus fechorías en esa localidad.

Ayer a las 3:00 de la mañana, un sujeto de aproximadamente 25 años de edad, fue salvajemente golpeado y torturado hasta morir, después de que lo pillaron dentro de una vivienda robándose el reproductor de un carro que estaba estacionado en el garaje de la misma.

Los gritos de auxilio alarmaron a los moradores curiosos, quienes se comenzaron a asomar y de inmediato se sumaron a la golpiza.

La víctima fue amarrada de un poste de electricidad, y como si de una piñata se tratara le dieron hasta con un bate de béisbol que quedó partido justo al lado del cuerpo ensangrentado.

El sujeto agonizó en la calle hasta las 8:00 de la mañana, cuando finalmente exhaló su último suspiro, era de tez morena, rasgos indígenas, vestía un jean azul, franela blanca, un suéter negro con líneas rojas y blancas en sus mangas que, según algunos testigos del hecho, utilizó para cubrirse el rostro durante el robo que cometía, no portaba calzado.

Al sitio acudieron comisiones del Patrullaje Inteligente local, quienes resguardaron la escena hasta la llega del CICPC.

El pasado lunes en el mismo lugar otro presunto hampón fue sorprendido hurtando el cableado de Cantv de esa zona, y los lugareños tomaron la misma acción en su contra. Lo colgaron del mismo poste y lo golpearon hasta más no poder. Aunque éste sobrevivió al ataque, horas después murió en el Hospital General del Sur (HGS)- Se conoció que residía en el barrio Ricardo Aguirre, en esa misma parroquia.

Palabras clave
,

Comente