El infortunado recibió más de seis disparos en la cara

Ultiman a un hombre delante de su mujer en La Concepción

14a
17 de marzo, 2017 - 12:04 pm
Wilson Alvarado / [email protected]

Sus verdugos, encapuchados y a bordo de una moto, le truncaron el paso frente a la farmacia Bienestar. Se le llevaron el Koala

Foto: Referencial/Cortesía

La Concepción — De nuevo la criminalidad deja su huella en el resonador municipio sangriento, Jesús Enrique Lossada. Ayer a las 10:30 de la mañana, a plena luz del día y a la vista de los transeúntes, Runeiro Peley Silva, de 27 años de edad, fue ultimado de varios balazos que le segaron la vida instantáneamente.

El infortunado caminaba con su esposa por el sector Campo Niquitao, parroquia La Concepción, cuando fue sorprendido por dos sujetos, quienes según testigos, estaban encapuchados y a bordo de una motocicleta.

Los maleantes le truncaron el paso a Peley, y sin mediar palabra alguna, el parrillero descendió de la unidad y le disparó en la cabeza, hasta dejarlo tendido en el pavimento.

La esposa del infortunado, quien resultó ilesa, se abalanzó desesperada sobre el cadáver de su esposo, para tratar de revivirlo, mientras los verdugos huían de la escena. Los esfuerzos realizados por la dama fueron en vano, pues, Peley perdió la vida en solo segundos.

La escena fue colmada por decenas de curiosos, quienes consumaron su morbo avistando la dantesca escena sangrienta.

El cadáver quedó boca abajo y sobre un charco de sangre, la cual se esparció con el transcurrir de los minutos. Los deudos del infortunado acudieron al sitio y lo trasladaron hasta el Hospital I Dr. José María Vargas, donde los galenos de turno certificaron su deceso.

Funcionarios de la policía científica acudieron al sitio del crimen y colectaron las evidencias. Posteriormente trasladaron el cadáver a la morgue forense de LUZ para la respectiva necropsia de ley.

Funcionarios policiales a cargo de resguardar la zona, indicaron que la víctima fue señalada por los curiosos que avistaron el cuerpo como un azote del sector, dedicado al robo y extorsión de vehículos.

Sin embargo, la información de que la víctima perteneciera a una banda criminal no fue confirmada por los detectives del CICPC, quienes hasta el cierre de esta edición manejaban el ajuste de cuentas en la modalidad de encargo ante este crimen.

Parientes aseguraron entre llanto, que los criminales se llevaron un bolso  con los documentos de la víctima, el cual tenía colgado en uno de sus hombros.

El hoy occiso residía en el sector Campo E Lata, a escasas cuadras de donde le truncaron la vida. Allí, vivía junto a su esposa y sus dos hijos menores de edad.

Comente