Para impedir la entrada ilegal de inmigrantes a Estados Unidos

Trump pretende militarizar la frontera con México

TRUMP
4 de abril, 2018 - 9:44 am
Agencias

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, aseguró que la idea es impedir el paso ilegal de inmigrantes a Estados Unidos

Foto: Referencial

Estados Unidos–  El presidente estadounidense Donald Trump dijo ayer que pretende militarizar la frontera con México para impedir la entrada ilegal de inmigrantes a Estados Unidos.

Trump pasó los últimos tres días atacando a México por permitir que más de 1.000 centroamericanos, la mayoría de Honduras, hayan iniciado una marcha hacia la frontera con Estados Unidos, donde muchos esperan solicitar asilo.

«Hasta que podamos tener un muro y una seguridad adecuada, vamos a proteger nuestra frontera con el ejército. Es un gran paso», dijo el mandatario a periodistas. «No podemos permitir que la gente ingrese ilegalmente a nuestro país», añadió.

La Casa Blanca matizó en un comunicado horas después que el plan de Trump prevé la movilización de efectivos de la Guardia Nacional y no militares en activo.

Pero la ley prohibe esto

Una ley norteamericana del siglo XIX prohíbe el despliegue de soldados en su propio territorio para fines civiles pero la Guardia Nacional sólo requiere el consentimiento del Estado donde será desplegada para asistencia y apoyo en la frontera.

Altos funcionarios, como el Secretario de Defensa, el fiscal general o el Jefe del Estado Mayor, informaron la semana pasada de la situación a Trump, y las conversaciones continuaron el martes, continuó la Casa Blanca.

«El presidente Trump y los altos funcionarios presentes también coincidieron en la necesidad de presionar al Congreso para que apruebe urgentemente una legislación que cierre las lagunas jurídicas explotadas por el tráfico criminal, el narcoterrorismo y las organizaciones de contrabando», añadió la declaración.

La iniciativa es la última en la cruzada antiinmigración de Trump, cuya propuesta insigne de construir un muro en la frontera sur del país no recibió los fondos presupuestales que pedía. El mandatario ya sugirió que los militares ayuden en la financiación y construcción del muro fronterizo.

Consultado por AFP, el Pentágono negó estar al corriente de un despliegue militar en la frontera sur del país, pero señaló que ya hubo operaciones así antes. Los predecesores de Trump, Barack Obama en 2010 y George W. Bush entre 2006 y 2008, enviaron a la Guardia Nacional, un cuerpo de reserva del ejército, para patrullaje y control fronteriz.o

México defenderá sus intereses

El canciller mexicano, Luis Videgaray, dijo el martes en Twitter que su país solicitó a Estados Unidos «por los canales oficiales, que clarifique el anuncio sobre el uso del ejército en la frontera».

«El gobierno de México definirá postura en función de dicha clarificación, siempre en defensa de nuestra soberanía e interés nacional», agregó.

Trump aseguró el martes que México, al que suele acusar de no hacer lo suficiente para detener el flujo de inmigración ilegal, había actuado para detener la caravana de migrantes a pedido suyo. Pero deploró la laxitud de las leyes estadounidenses para enfrentar el problema.

«La caravana me pone muy triste porque esto podría pasarle a Estados Unidos, donde hay miles de personas que simplemente deciden entrar a nuestro país y no tenemos leyes que puedan protegerlo», dijo.

«La caravana sigue»

«Si llega a nuestra frontera, nuestras leyes son tan débiles y patéticas… es como si no tuviéramos frontera», agregó el presidente, quien atacó a Obama por debilitar la seguridad fronteriza.

La cancillería mexicana dijo en un comunicado que la caravana «comenzó su dispersión por decisión de sus integrantes».

Pero poco después, un miembro de la coordinación dijo a la AFP, bajo condición de anonimato, que «la caravana sigue» y que las palabras del gobierno mexicano trataban de «bajar el enojo de Trump».

Lea también: Trump espera terminar el muro con México en dos años

La caravana se realiza anualmente desde hace una década para visibilizar el calvario que sufren los migrantes en su paso por México.

Organizado por la ONG Pueblos Sin Fronteras, el «Viacrucis Migrante 2018» partió el 25 de marzo del estado mexicano de Chiapas, fronterizo con Guatemala.

El 80% de sus integrantes son hondureños, el resto guatemaltecos, salvadoreños y nicaragüenses que huyen de la violencia y la pobreza en sus países.

Honduras y TLCAN amenazados

Más temprano este martes, Trump escribió en Twitter que la ayuda de Estados Unidos a Honduras está “en juego” si la caravana no detiene su marcha.

«La gran Caravana de Personas de Honduras, que ahora cruza México y se dirige a nuestra frontera de ‘Leyes débiles’, mejor que se detenga antes de llegar allí. La gallina de los huevos de oro del TLCAN está en juego, al igual que la ayuda extranjera a Honduras y los países que permiten que esto suceda. ¡El Congreso DEBE ACTUAR AHORA!», dijo.

El ministro de la presidencia de Honduras, Ebal Díaz, lamentó este martes las amenazas y consideró que Trump está usando a Honduras «para presionar al Congreso para que apruebe las reformas a las leyes migratorias».

«Nos sorprende ingratamente esa alusión de nuestro país, la rechazamos completamente porque no es cierto que hay caravana de hondureños», afirmó Díaz en unas declaraciones enviadas a la AFP por la Casa Presidencial en un correo electrónico.

En su serie de tuits antiinmigración en los últimos tres días, Trump ya había amenazado con abandonar el TLCAN -el acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos, México y Canadá, actualmente en revisión a pedido suyo- y había exigido al Congreso estadounidense leyes migratorias más estrictas.

En el presupuesto aprobado en marzo, Trump solo consiguió 1.600 millones de dólares para el proyecto del muro, mucho menos de los 25.000 millones pedidos.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente