Estaba con su esposa e hija

Tirotearon casa del jefe de la SUNDDE en Semprún

14 b
1 de marzo, 2017 - 10:21 am
Edwin Urdaneta / [email protected]

La policía contabilizó al menos 25 orificios provocados por proyectiles de cañón corto. «Hubo tiros en la sala, la cocina, las habitaciones, el frente y la ropa, hasta los vidrios de un carro que no es mío, que estaba estacionado propiedad de un amigo, se los destrozaron», contó

Foto: Archivo

Sur del Lago — El susto de su vida se llevó el jefe de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (SUNDDE), en el municipio Jesús María Semprún, Franklin Palmar, a quien bajo amenazas intimidatorias, le tirotearon la vivienda mientras dormía junto a su esposa, de 38 años, y su hija de 10.

A la 1:10 minutos de la madrugada de este domingo comenzaron las detonaciones en el inmueble, ubicado en la calle 2 de la urbanización Las Colinas de Casigua El Cubo, capital del municipio Semprún.

«Sentí que íbamos a morir», le dijo vía telefónica a QUÉ PASA. Tras la ráfaga, salió a resguardar a sus seres queridos. Llamó a la policía, los vecinos salieron, fue una noche sin descanso y lo peor, lidian con el trauma sicológico después de lo que sería una advertencia, pero no saben de quién provenga.

La policía contabilizó al menos 25 orificios provocados por proyectiles de cañón corto. «Hubo tiros en la sala, la cocina, las habitaciones, el frente y la ropa, hasta los vidrios de un carro que no es mío, que estaba estacionado propiedad de un amigo, se los destrozaron», contó.

Palmar alegó no tener problemas con nadie. Recientemente practicó allanamientos y ventas controladas, sin embargo, por medidas jurídicas y de seguridad no quiere atribuirle a nadie el atentado. «Temo por mi vida, esto fue muy delicado, espero que el CICPC sea el organismo que levante la experticia». En el caso, una comisión de Polisempún y del CPBEZ fueron quienes corroboraron la escena y formalizaron la denuncia.

Hasta ayer estaban indecisos entre seguir en el inmueble que fue tiroteado o irse hacia otro lugar más seguro. Palmar viene desarrollando un programa de contraloría social en la zona fronteriza, un espacio clave para ejercer el contrabando de diversas materias. Se espera un pronunciamiento de la SUNDDE a nivel nacional en torno al delicado hecho que conmocionó la opinión pública del sur del Lago de Maracaibo y el Zulia.

Comente