Disputa de los Roa se evidenció en el funeral

Sepultado hombre asesinado por su hermana

ULTIMA-FOTO-2
13 de agosto, 2016 - 11:58 am
Edwin Urdaneta / [email protected]

Los miembros de la línea de taxis Élite de El Vigía y otras asociaciones de transporte se unieron al duelo del compañero de trabajo

Foto: Edwin Urdaneta

Sur del Lago — En medio del llanto por la pérdida de José Eleazar Roa Roa (47), pero a la vez signado por la indignación dado que su propia hermana, María Auxiliadora, fuese autora material del fratricidio a machetazos que conmocionó al Sur del Lago de Maracaibo,

En el funeral salió a relucir la querella legal y familiar sobre la finca Santa Fe, la también escena del crimen planificado.

Ayer los familiares se reunieron en torno al féretro en el cementerio Jardines de Cristo Rey en el municipio merideño Alberto Adriani, al tiempo que por sus mentes se aferraba la idea de que la mente asesina pague con creces el dolor e indignación de ponerle el precio de 20 mil bolívares a la vida del agricultor y taxista.

Los miembros de la línea de taxis Élite de El Vigía y otras asociaciones de transporte se unieron al duelo del compañero de trabajo. A Rosa, la hermana más allegada de María, la autora del homicidio, no se le permitió que abriese el ataúd para despedir al infortunado pese a que se trasladó desde Maracay al sepelio, pues según la familia, entre ambas hermanas, iniciaron una impugnación del título de propiedad de la unidad de producción, registrada por el estado Mérida.

«Ellas querían cambiar el registro de la finca para vender la propiedad en Zulia, pero una vez que eso se registra ya no se puede vender doblemente», confirmó a QUÉ PASA, Maryuris Roa (18), hija mayor de las dos descendientes que dejó José.

Los seis sobrinos de la familia, así como los hermanos Orangel y Rufina –también objeto de amenazas- agilizaron la sepultura. Por ahora se encargarán de los platanales y cultivos de aguacate que según ellos la propia hermana mandaba a robar para que José desistiera del predio y lo abandonase al ver que era improductivo y en una zona peligrosa.

Búsqueda

De los tres homicidas se desconoce el paradero, aunque el peinado de la zona y el rastreo de las llamadas que hacen a familiares de los implicados esperan rinda su fruto.
La tragedia familiar continuará pues además del crimen confeso de María Auxiliadora, hermanos y sobrinos seguirán amainando el dolor y la rabia en los tribunales de Santa Bárbara de Zulia.

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente